La provincia
Domingo 20 de Diciembre de 2015

El helicóptero que compró la Provincia hace casi un año que está varado en Chile

La firma del contrato de compra la hizo el ex vicegobernador Carlos Ciurca. El Ministerio de Economía de la Nación debía dar el visto bueno y nunca lo hizo. Cuesta U$S10,2 millones

Alejandro Gamero
gamero.alejandro@diariouno.net.ar

El Gobierno busca nuevas condiciones de financiamiento para destrabar el trámite que le permita hacerse a la Provincia con el helicóptero que adquirió hace casi un año, durante la gestión de Francisco Pérez, cuando el ex vicegobernador Carlos Ciurca firmó el 4 de enero el decreto 2.422 que selló la compra mientras el ex mandatario veraneaba en Mar del Plata.
La nave nunca llegó a la provincia  y quedó esperando en Chile, a pesar de que incluso hasta se capacitó a dos pilotos. La demora obedeció a que el Ministerio de Economía de la Nación, comandado por Axel Kicillof en ese entonces, nunca emitió la autorización necesaria para concluir la operación, que se había hecho a partir de una emisión de bonos.
Se trata de un Eurocopter E135 doble turbina, que hasta este miércoles iba a costar unos $100 millones redondos pero que desde hoy le costará a Mendoza $42 millones más, esto es unos $142 millones, porque el precio de la aeronave está en dólares.
El ministro de Hacienda, Martín Kerchner, quien ayer viajó a Buenos Aires a buscar fondos, confirmó a UNO que “estamos hablando con la Nación para destrabar el trámite y además buscando alguna alternativa de financiamiento para pagarlo”.
Lo que busca evitar el Gobierno es tener que desembolsar de una vez los U$S10,2 millones que cuesta la máquina, presupuestado en moneda norteamericana, atento a la necesidad de fondos que hoy tiene para otras urgencias, como sueldos.
El ministro de Seguridad, Gianni Venier, explicó que “para concretar la operación y tomar posesión del helicóptero necesitamos sí o sí la autorización del Ministerio de Economía de la Nación, porque la compra se hizo a través de un programa de bonos y por lo tanto es ineludible”.
El gobierno de Alfredo Cornejo confía en que no tendrá problemas para que el sí de Economía salga pronto. El único inconveniente hoy es que la administración de Mauricio Macri se está acomodando, concentrada en los grandes anuncios, según explicaron desde el Poder Ejecutivo.
Venier recordó que “cuando se hizo el contrato con la empresa el mismo quedó en suspenso, sujeto a la autorización de Economía”.
Esta nueva máquina se sumaría a las dos que ya tiene Mendoza, fabricadas por la misma empresa francesa. A diferencia de las otras dos, es bimotor lo que “la hace más segura para sobrevolar zonas pobladas porque se puede mantener con una turbina en vuelo mientras con la otra va realizando el aterrizaje, reduciendo muchísimo el riesgo de caída”, explicó Venier.
Puede operar para patrullaje policial, transporte de personas, rescate y servicio médico, al igual que el resto.
Su versatilidad es lo que hace a los Eurocopter de los más codiciados de las policías del mundo, primero por su capacidad multifunción y además porque son ideales para zonas de montaña, con una techo de vuelo que supera los 6 mil metros.
Otro trámite pendiente
  Entre las herencias inconclusas que recibió Alfredo Cornejo está el penal federal para Cuyo, que se levantó frente a la cárcel de Campo Cacheuta, en Luján y que aún no está terminada.
Para la última gestión justicialista, la finalización de esa cárcel fue un suplicio porque avanzó rápidamente pero después la falta de fondos de la Nación la dejó paralizada.
Es un centro penitenciario está calculado para albergar a unos 700 internos y la Nación lo construyó con el fin de alojar allí a los presos de la Justicia federal de Mendoza, San Juan y San Luis, que están bajo encierro en los penales de cada provincia.
El gobierno de Francisco Pérez esperó con ansiedad y sin fortuna la conclusión del penal, porque Mendoza tiene unos 400 reos federales que con esa cárcel terminada podrían ser trasladados y ganar espacios en las penitenciarías locales. Pero como confirmaron desde el Ministerio de Seguridad provincial, está pendiente la obra fina, que es la parte cara de la construcción, y aunque se dice que hay muy buena voluntad desde el Gobierno nacional  mientras no salgan los fondos no se reactivará la obra. Es más, poco podría quejarse Mendoza, ya que la obra del centro penitenciario federal de Campo Cacheuta es la que está más avanzada de varias cárceles federales que la anterior gestión nacional inició en varios puntos del país y no concluyó.  

Comentarios