Más noticias
Martes 22 de Noviembre de 2011

El hijo de Bussi señaló que el estado de salud del genocida es "irreversible y que está en manos de Dios"

Además, precisó que "el corazón le siguió fallando, le fallaron los riñones, con lo cual los diuréticos dejaron de hacer efecto, y eso comprometió el hígado".

Antonio Domingo Bussi, el genocida y ex gobernador de Tucumán condenado por crímenes de lesa humanidad se encontraba este martes internado en una clínica de Buenos Aires en estado "irreversible".

Ricardo Bussi, hijo del ex represor de 85 años, aseguró hoy que su estado "es irreversible y que está en manos de Dios", porque sufre una falla multiorgánica.

"No vamos a hacerle tratamientos invasivos, dializarlo ni ponerle respirador artificial porque no tiene sentido extender la agonía. Está agonizando", añadió.

Además, precisó que "el corazón le siguió fallando, le fallaron los riñones, con lo cual los diuréticos dejaron de hacer efecto, y eso comprometió el hígado".

La mala salud de Bussi fue la causa por la que se determinó que no estaba en condiciones de ser sometido a juicio oral por delitos de la última dictadura militar.

Fuente: Perfil.com

 

Comentarios