Martes 19 de Julio de 2016

El ingeniero mendocino que le vende calefones solares al presidente Macri

Una llamada. No cualquier llamada. El jueves cerca de las 15, cuando a Alexis Atem le sonó el celular y atendió reconoció la voz que estaba del otro lado automáticamente. “Hola, ¿Mauricio?”, le dijo. Era el presidente Mauricio Macri, que llamaba para comprarle un calefón que funciona con energía solar y que se comprometió a instalar en la Quinta de Olivos.
En el medio de la polémica por el tarifazo del gas, el mandatario salió a dar un mensaje a favor de las energías renovables,  articularmente de la solar, al llamar a Energe, una pyme mendocina que se dedica a la fabricación de calefones solares o captadores solares térmicos. La llamada rápidamente se convirtió en noticia provincial y nacional, luego de que la presidencia la difundiera en las redes sociales. 
Energe funciona desde hace nueve años en el carril Rodríguez Peña, en Maipú, y fue fundada por Alexis Atem, Sebastián Pérez y Leonardo Scollo, tres ingenieros egresados de la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo). 
“Hola, quiero comprar un termotanque solar”, le dijo el Presidente a Alexis. “Le ofrecimos si quería poner un equipo en la Casa Rosada y nos dijo que prefería que fuera en la Quinta de Olivos”, contó Alexis a UNO. “Hay mucha gente que quiere apostar por la energía renovable y no sabía que existía esto”, comentó el fabricante  de los termotanques que funcionan como un gran termo que acumula y mantiene el agua caliente, lista para ser usada.
Tener este aparato en la casa tiene un trasfondo más que ecológico, es también un asunto político. Argentina atraviesa una crisis energética porque la energía que se produce a través de combustibles fósiles no alcanza para todos los usuarios, y por la complejidad de la actualización tarifaria que el Gobierno está llevando a cabo y que ha sido probablemente el revés político más importante que ha tenido hasta ahora la gestión de Cambiemos. Por eso, el mensaje de Macri de llamar a una empresa de energía solar no se trata sólo del aliento a una pyme en este contexto.
“La energía es un derecho y hay mucha gente a la que le cuesta acceder a ese derecho. Nosotros con este sistema podemos llegar a lugares en donde las redes de gas, por ejemplo, no pueden, y también a donde el costo de la energía es muy caro. Se le cambia la calidad de vida a las personas”, apuntó Alexis.
El empresario es consciente también del negocio que es la energía. “Soy un convencido de que tiene que haber un equilibrio entre las energías fósiles y las renovables. La energía mueve muchos recursos y las renovables permiten que pymes puedan participar de ese negocio”, agregó. 
Por Laura Zulian-UNO

Comentarios