País
Lunes 20 de Junio de 2016

El insólito cuadro que guardó José López con una bendición hecha por Francisco

La Policía Bonaerense lo encontró en la mansión del secretario de Néstor y Cristina Fernández. También se halló una estatua de Kirchner que fue obsequio de Oscar Parrilli. 

Hay afectos sagrados que no hace falta esconder. Y otros que se muestran con especial interés. En el allanamiento ordenado en la casa de José López en la zona de Tigre por la fiscal Alejandra Rodríguez el sábado pasado en el marco de la causa que investiga por presunto lavado de dinero al ex secretario de Obras Públicas, los efectivos de la Policía Bonaerense no pudieron evitar sorprenderse con un cuadro en una de las paredes del segundo piso de la mansión de Dique Luján. Su autenticidad no se estableció porque estaba fuera del objeto procesal del allanamiento. Es más, gente que conoce cree que se trata de una lámina que se compran en el Vaticano como "souvenir". El cuadro en cuestión tenía la cara sonriente de Jorge Bergoglio y una leyenda al menos irónica para un hombre que intentó esconder casi 9 millones de dólares en un convento de monjas ancianas.
"Su Santidad Francisco imparte de corazón la bendición apostólica a José López y familia", rezaba la misiva enmarcada en un lugar de privilegio. La del papa argentino no era la única imagen sacra de la mansión. También estaba el antecesor de Bergoglio, Benedicto XVI, y vírgenes y santos de todos los tamaños se contaban por decenas en el inmueble.
Que en el cuadro de Francisco se mencione a la familia de López no deja de ser irónico tampoco. "Seremos uno de los diez matrimonios más ricos de la Provincia", solía decir María Amalia Díaz, la mujer de la ex mano derecha de Julio de Vido, cuando se despidió de sus compañeros en el Poder Judicial de Santa Cruz para montarse al tren del enriquecimiento kirchnerista, de acuerdo al diario Clarín. En el procedimiento del sábado pasado, la Policía encontró un contrato de alquiler entre Austral Construcciones de Lázaro Báez y la mujer y la suegra de López por una propiedad ubicada en la Avenida Néstor Kirchner, en Río Gallegos. Hoy, Díaz se niega a atenderle el teléfono a su marido caído en desgracia.
La bendición papal -cuya autenticidad no se puede determinar- a uno de los símbolos más crudos de la corrupción K no fue el único hallazgo curioso del sábado pasado. También se encontró una estatua de Néstor Kirchner, de la estatura de un Martín Fierro, un obsequio personal del ex jefe de la AFI Oscar Parrilli. "Los nietos de nuestros hijos preguntarán por él con mucho afecto", afirma la placa de la estatua.
Hubo cajas y cajas de documentación, por otra parte: se detectaron "archivos originales" de la SIGEN, la Sindicatura General de la Nación, que debía controlar, por ejemplo, los millones vertidos en universidades alineadas con el kirchnerismo que provenían del Ministerio de Planificación y un "Informe de la Unidad Ejecutora de la Obra de Soterramiento" del corredor Caballito-Moreno de la línea Sarmiento, un proyecto presentado seis veces que jamás se ejecutó, casi un mito de la obra pública, para la cual se compró una tuneladora de 40 millones de euros que no avanzó ni un solo centímetro. La gestión Macri, con el ministro de Transporte Guillermo Dietrich, prometió reiniciarla, con una conclusión proyectada para el 2021. Esta documentación se suma a la hallada por la Policía Federal bajo órdenes del juez Daniel Rafecas en un estudio de la calle Lavalle, con diversas licitaciones y proyectos que serán analizados, un lote de papeles de suma importancia para la causa. Entre otras curiosidades, aparecieron cajas de costosos vinos Rutini y una colección de facones criollos de plata.
El operativo del sábado sumó tanto a la Policía Bonaerense como a la Federal, que participó con la división Explosivos, con equipos de rayos X capaces de ver detrás de paredes. Cada centímetro de deck de la propiedad, incluido todo el perímetro de la extensa pileta y el quincho, con un cartel que decía "Bienvenidos al Balcón de José" fue arrancado, con un rastreo de perros entrenados de la AFIP. También se excavaron pozos en el jardín, con resultados negativos.
Hoy, se aguardan pericias psiquiátricas a José López en el hospital de Ezeiza. Qué pasa en su cerebro será un punto crucial en la causa, en la que se negó a declarar en dos ocasiones. (Infobae)

Comentarios