Política
Jueves 20 de Octubre de 2011

El intendente de San Martín volvió a la actividad tras la muerte de su hija Paula

Horas después de darle el último adiós a su hija se presentó en una reunión de gabinete. "“Él es el conductor y referente del partido y, pese a su congoja, va a continuar trabajando igual que siempre”, explicaron desde su entorno.

Enrique Pfaab
epfaab@diariouno.net.ar

SAN MARTÍN–El intendente Jorge Giménez regresó a su despacho y se hizo cargo de la Comuna, poniéndole fin a las especulaciones sobre cómo reaccionaría después de la trágica pérdida de su hija Paula.

El intendente de San Martín decidió no permitir que su duelo lo distraiga de sus compromisos como jefe político del departamento y el martes mismo, horas después de haberle dado el adiós a su hija, se presentó en una reunión de gabinete que habían organizado sus secretarios para analizar la continuidad inmediata de la gestión.

Giménez reingresó en su despacho, del que había salido el miércoles 12 a las 16, cuando se enteró de que Paula había tenido un gravísimo accidente de tránsito en el distrito juninense La Colonia. “Ya está nuevamente tomando decisiones, mientras elabora su duelo”, dijo ayer un allegado.

“Su hija era parte de su vida y la política también lo es. Por eso es que ha considerado continuar con sus actividades, pese al dolor enorme que siente”, dijeron desde el entorno.

Desde el PJ de San Martín ya se había decidido que se suspendiera la propaganda con altoparlantes que se estaba realizando y se había resuelto continuar los últimos días de campaña con visitas “puerta a puerta”.

Esa decisión ayer no se había modificado y sólo se esperaba que Giménez, quien va por su tercer mandato, definiera cómo será su día domingo, qué actividades realizará y a qué hora emitirá su sufragio.

“Él es el conductor y referente del partido y, pese a su congoja, va a continuar trabajando igual que siempre”, insistieron ayer.

Al velorio y sepelio de Paula Giménez concurrió la mayoría de las figuras políticas del peronismo provincial y hasta el operador político nacional Juan Carlos Mazzón pasó por allí.

Esto dejó en claro el peso específico que tiene la figura de Giménez dentro del partido, algo que no dejaron de analizar en San Martín aquellos que pudieron despojarse por un momento del doloroso suceso que generó esta convocatoria.

Ayer, algunos operadores locales dejaban trascender números de las últimas encuestas locales que supuestamente le daban a Giménez una intención de voto del 70%.

El legislador radical Luis Petri, su más cercano rival, hacía anoche su acto de cierre de campaña en Palmira y, sin desconocer que Giménez es el favorito, tenía serias expectativas de realizar una buena elección.
 

Comentarios