Zona sur
Martes 03 de Noviembre de 2015

El joven que desde el Sur desarrolla software para todo el mundo

Especialista de Share point. En su pequeña oficina, Ignacio González (35) pone a funcionar todo su ingenio y sus programas nutren a empresas de distintas latitudes.

No inventó una red social que revolucionó el mundo o uno de los juegos más descargados en los celulares, sin embargo, desde el Sur mendocino, con una computadora con conexión a internet y en una pequeña oficina, Ignacio González (35) pone a funcionar todo su ingenio y sus programas van a parar a clientes en Estados Unidos, Inglaterra, América Latina y toda empresa, organización civil e, incluso, del Estado en cualquier parte del mundo.
Para mantenerse vigente en un mercado tan exigente y cambiante como el de la informática, Ignacio se convirtió en uno de los pocos especialistas en Share point, una herramienta que le abrió las puertas para que lo contratara una firma estadounidense y al mismo tiempo, pudiera cumplir con su labor en su General Alvear natal.
“Es una herramienta para desarrollar programas de gestión (de portales, colaboración entre usuarios, almacenamiento de datos) en empresas o grandes organizaciones y hasta gubernamentales, uno de los trabajos que hice fue para la ciudad (gobierno) de Miami, también para una aseguradora de Inglaterra, instituciones educativas principalmente universidades en Estados Unidos, empresas de turismo, medicina, entre otros clientes”, relató.
Ignacio egresó como ingeniero en Sistemas de Información de la UTN en 2005 y antes de tener el título comenzó a trabajar para firmas que ofrecen desarrollo de software hasta que en 2008, mientras emprendía el regreso a Alvear, recaló en Vista Technologies de Miami (EE.UU.) la que luego fue absorbida por AAJ Technologies, que tiene la base central en el país del norte. El alvearense integra un plantel de 450 profesionales.
El trabajo a distancia entre los desarrolladores de softwares es muy habitual encontrarlos en las películas, pero en la vida real, son pocas las oportunidades que se presentan y sobre todo, en Argentina.
“Las empresas están concentradas en las grandes ciudades y es allí a donde va el recurso humano. En Argentina primero era solo Buenos Aires y después se expandió a las capitales provinciales o ciudades importantes del país como Mendoza, pero igualmente toda oferta laboral está ahí”.
Trabajar a distancia desde una localidad pequeña y más para una firma en el exterior es todo un desafío que se renueva a diario. “Hay que tener un alto grado de autocontrol, acá no hay un jefe que esté al lado de uno todos los días ni se cumple horario, pero hay que tener resultados rápidos y ser eficiente porque, además, uno compite hasta con otras culturas como puede ser la India en donde trabajan 12 horas diarias, es cuestión de ser constante”, comentó. 
Ignacio González no tiene intenciones de acumular y guardarse para si la experiencia que obtuvo trabajando como desarrollador de software para una empresa en Estados Unidos. Tres años atrás se animó a presentar un proyecto de diversificación económica para el departamento, con necesidades mínimas de inversión, sin contaminación y sin requerimientos de recursos naturales, todo basado en la Industria del Software. Una actividad que proporciona 75% de valor agregado.
En el inicio hasta ideó una pequeña pyme conformada por técnicos locales que provea software a firman en todo el mundo, pero luego se inclinó por empezar de cero y apuntalar la formación para obtener mano de obra calificada.
“Aunque parezca mentira, el recurso humano no abunda y hay una lucha muy grande entre las empresas para captar a los profesionales. Si generamos un polo con mano de obra especializada las empresas aparecen porque la inversión que deben realizar es mínima”.
“Hay distintas acciones que se proponen, continuó explicando, pero para arrancar por lo básico se podrían hacer cursos en herramientas específicas para capacitar a los técnicos y el ideal sería ampliar la tecnicatura que hoy existe en Alvear en el IES (en sistemas) a una licenciatura”.
►Industria. En 2012, Ignacio González logró el apoyo de las autoridades y llevó adelante el primer congreso de Profesionales en Sistemas: la industria del software como motor económico. Participaron profesionales y estudiantes de distintos departamentos de Mendoza.  

Comentarios