Más noticias
Martes 06 de Diciembre de 2011

El juez Otilio Romano envió desde Chile una carta a la Cámara Federal en la que se da por despedido

El magistrado está prófugo y procesado por un centenar de delitos de lesa humanidad como partícipe necesario en casos de secuestro, tortura, homicidio y desaparición forzada. Se victimizó desde el exilio: "No se de qué carajo se me acusa en Mendoza". El Consejo de la Magistratura suspendió el sueldo de Romano

Desde Chile, el juez mendocino suspendido Otilio Romano hizo llegar una nota en la que informa que se da "por despedido" dado que hace tres meses que no le pagan su sueldo de juez.

Romano está procesado por un centenar de delitos de lesa humanidad, como "partícipe primario y necesario" de casos de secuestro, tortura, homicidio y desaparición forzada; pero además, avanza en el Jurado de Enjuiciamiento un juicio político para decidir si se lo destituye.

El 24 de agosto, dos días antes de que el Consejo de la Magistratura decidiera, por unanimidad, suspenderlo, el camarista escapó a Chile. Está prófugo de la Justicia, pero sigue adelante el juicio político.

El Consejo de la Magistratura decidió dejar de hacerlo cuando él huyó a Chile. El viernes de la semana pasada, Romano presentó una nota ante la Cámara Federal de Mendoza, que integra, titulada "Se da por despedido".

"En razón de no haber percibido los últimos tres meses de sueldo sin razón alguna valedera jurídicamente para apartarse de la intangibilidad constitucional de los magistrados, siendo el único caso en el país que ha merecido dicho tratamiento, elevo mi firme voluntad conforme a las leyes laborales y administrativas, de darme por despedido y por ende, [considerar] disuelto el vínculo laboral", manifestó el camarista en su nota, de una carilla y media, que firma su abogado, Ricardo Mastronardi.

En su presentación, el juez pide además que por la "importancia" de lo que manifiesta el escrito sea "adelantado vía fax" al Consejo y a la Presidencia de la Nación.

"Esto no tiene ningún asidero. No tenemos siquiera que considerarlo. Sólo vamos a esperar el resultado del juicio", dijo al diario La Nación Hernán Ordiales, el representante del Poder Ejecutivo en el Consejo de la Magistratura y uno de los acusadores contra Romano en el proceso ante el Jurado de Enjuiciamiento.

Ordiales, según cita el diario porteño, sostuvo que Romano se sustrajo a la acción de la Justicia, se fue del país y pidió asilo en el extranjero, y que por eso, "por única vez y en forma excepcional", se decidió la suspensión de haberes. "El tema se discutió en el Consejo y llegamos a la conclusión de que no podíamos estar solventando su supuesto exilio -relató Ordiales-. Lo hicimos con la salvedad de que si él volvía y se ponía a derecho se le iba a seguir pagando."

Romano viajó a Chile después de que fuera citado por la justicia federal para responder por su presunta participación en delitos de lesa humanidad cuando fue fiscal de la provincia de Mendoza. El 26 de agosto se lo suspendió y una semana más tarde el juez presentó una solicitud de asilo político. Eso le permite tener una visa temporal en Chile hasta que se resuelva su pedido.

 

Comentarios