País
Domingo 06 de Diciembre de 2015

El look "sexy chic" de la Primera Dama

Juliana Awada sorprende siempre con su look y su belleza natural. Y lo más contundente de su estilo es que sabe hacer uso de una máxima que pocas mujeres logran cumplir a rajatabla: menos es más. Awada es elegante, sexy y sobria a la vez. Y ella encandila con luz propia y por eso hace un uso tan preciso de los colores claros, que tan bien los sabe lucir.

Esta vez deslumbró en la primera visita a la mesa de gala de Mirtha Legrand con Mauricio Macri electo presidente.
El vestido que eligió fue jugado pero al verla entrar al estudio de Canal 13 resultó -una vez más- una elección acertada: un vestido de su propio guardarropa, estilo ´50 y con reminiscencias de un look Charleston, color plata; con terminaciones con flecos irregulares. Un vestido al cuerpo que delineó su figura escultural, pero sin excesos.

Las sandalias rubricaron con glamour el look: tacos stiletto e incrustaciones de piedras amplificaron el brillo hasta el final.
Nueva impronta

En cada aparición pública, Juliana Awada, la próxima primera dama argentina, ratifica que rompió con el estilo tradicional de las damas de la política. Ella ofrece una versión más chic, austera y relajada; tres de las claves principales de su estilo; y por eso es tan admirada por los grandes diseñadores argentinos.

En diálogo con Infobae, la reconocida asesora de imagen y moda Matilda Blanco la describió como una mujer que "entiende los códigos de la moda, y le da un aire fresco al vestuario protocolar de las primeras damas".

Para el diseñador Benito Fernández Juliana es una mujer "con un estilo propio que es reconocible y marca tendencia. Y agregó que le "encantaría" vestirla.
En cuanto a su make up y pelo, luce fresca y natural, sin estar recargada; y expresó que prefiere usar el pelo atado o semirecogido para sentirse más cómoda.

Hacia fines de 2011 nació Antonia, la heredera más joven del presidente Macri y la única fruto de su matrimonio con Awada. El estilo de Awada en su rol como madre también es práctico y equilibrado, con prendas básicas y cómodas. Es que para Awada sentirse cómoda es importante, pero sin perder elegancia y eso lo deja ver en cada outfit que elige.

En el guardarropa de Awada abundan los colores neutros, que son sus preferidos: beige, camel, azul marino. También el blanco y el negro en algún vestido o tailleur de diseño elegido para una gala. La monocromía destaca su elegancia y muy de vez en cuando apuesta por algún color estridente. Desde stilettos a chatitas de diseño, camisas blancas, blazers y carteras clásicas, y prácticamente no usa accesorios y tanto su pelo como su maquillaje son muy naturales.
Fuente: Infobae

Comentarios