Espectáculos
Sábado 08 de Octubre de 2011

El más convocante evento teatral de Mendoza, en su recta final

Con la aplaudida obra mendocina Javiera y la bonaerense Su Frida, viva la vida culmina este domingo la 7ª Semana Internacional del Teatro.

Gisela Emma Saccavino

Se acerca el final de la Semana Internacional del Teatro y con ella, el ineludible análisis de sus fortalezas y debilidades. Una de las últimas es ya un secreto a voces: la escasa presencia de elencos extranjeros. De hecho, Teatro de los Andes de Bolivia fue, hasta el viernes, la única compañía que le dio fuerza al carácter internacional del festival con su singular puesta de La Odisea; su antípoda fue la pobrísima versión congolesa de Hamlet.

Del otro lado, es justo destacarlo, las propuestas nacionales le han otorgado vigor al evento teatral. Y, a un nivel más profundo, desde la construcción cultural de la provincia, es una muestra contundente de crecimiento el hecho de ver las salas colmadas de espectadores que, de a poco, comienzan a incluir el arte de la representación en sus agendas.

Dos fueron las obras que se presentaron este viernes: Sonus, de Santa Fe, y Harina, de Buenos Aires.

La primera, que se presenta en su sitio web como una propuesta enmarcada en el “cajón” de circo-teatro, brilló por su vistoso manejo de las disciplinas circenses –malabares con luces, cuerda floja, números de tela y de rolling contact–, potenciados por una pantalla multimedia como telón de fondo.

Sin embargo, tales habilidades se quedan en una mera exhibición, puesto que la dramaturgia de la creación –un hombre que a través un clic fotográfico sale de su rutina e ingresa a un colorido universo de juego– apareció ingenua y predecible, casi como una excusa para un vacuo lucimiento técnico.

En el otro extremo, Carolina Tejeda conmovió con su compleja, profunda sencillez en Harina, unipersonal centrado en una noche de insomnio de Rosalía, única habitante de un pueblo indeterminado que se regocija relatando a los espectadores historias mínimas.
Inmerso en una atmósfera de ensoñación, el nostálgico personaje nos sumerge en el ruido del silencio, metáfora de la plena soledad.

Anoche pasarían por el festival elencos de Tucumán (Payasadas), Chile (Jemmy Button) y Santa Fe (Se finí).

El final, mañana por la noche, tiene reservado dos joyas: la mendocina Javiera, en la que Valeria Rivas despliega con probada maestría sus abanicos cargados de historias ancestrales, y la bonaerense Su Frida, viva la vida, una creación multidisciplinaria que se adentra en el universo de la artista mexicana.

El cronograma
Mañana:
Obra: Payasadas.
Elenco: Payasadas (Tucumán).
Hora: 18
Lugar: teatro Quintanilla (subsuelo de la plaza Independencia, Ciudad).

Obra: Se finí.
Elenco: Hijos de Roche (Santa Fe).
Hora: 21
Lugar: la Nave Cultural (España y Maza, Parque Central, Ciudad).

Obra: Jemmy Button.
Elenco: Tryo Teatro Banda (Chile).
Hora: 22
Lugar: teatro Independencia (Chile y Espejo, Ciudad).


Domingo:
Obra: Javiera, historias que se despliegan.
Elenco: La Rueda de los Deseos (Mendoza).
Hora: 21
Lugar: teatro Quintanilla (subsuelo de la plaza Independencia, Ciudad).

Obra: Su Frida, viva la vida.
Elenco: Duggandanza (Buenos Aires).
Hora: 22.
Lugar: teatro Independencia (Chile y Espejo, Ciudad).

Comentarios