Zona sur
Martes 22 de Marzo de 2016

El mejor choripán del mundo lo preparó un malargüino

Lo hizo el malargüino Daniel Ferrada en Córdoba. En el festival mundial, el chef utilizó ingredientes del Sur mendocino.

La cocina, como la vida, tiene dos caras. Si un plato es rico, seguro tiene elevado colesterol; si es saludable, no te llena; si te llena, te hincha. Siempre hay un lado negativo que contrapesa lo positivo. Pero esa ley casi universal no se cumple en el caso de los productos elaborados por Daniel Ferrada, el malargüino que el fin de semana pasado se convirtió en el nuevo campeón del Festival Mundial del Choripán, que se realizó en Córdoba.
La gastronomía sólo se encarga de darle alegrías al chef de 42 años, oriundo de Malargüe. Vive de la cocina y es su excusa perfecta para recorrer el mundo. Junto con su esposa, María Celia Muñoz, viven la mitad del año en Argentina y la otra afuera del país. Ahora está por viajar a Villa Gesell para cocinar pescado en Semana Santa, después irá a La Patagonia y en mayo partirá a Estados Unidos.
Campeón mundial
El malargüino que se fue a vivir a Buenos Aires a los 17 años en busca de lo que es hoy, llegó a Córdoba por una invitación que le hizo Danilo Ferrás, el "inventor" de la pizza a la parrilla y amigo de Daniel.
Como la filosofía de Daniel es cocinar en cada lugar con los ingredientes autóctonos, razonó: "Si estoy dentro de una competencia en la que tengo que representar a Malargüe, naturalmente voy a utilizar ingredientes característicos del sur mendocino".
Así fue que decidió fusionar queso de cabra, aioli hecho con ajo típico esa zona, papas pay y tomates bien ahumados de San Rafael, que sirvieron para acompañar un chorizo elaborado por un frigorífico de Córdoba. Y todo en un pan que Daniel elaboró en el mismo lugar de la competencia.
La idea era utilizar un chorizo hecho de chivo malargüino, pero por motivos bromatológicos tuvo que ser cordobés.
"Los ingredientes fueron simples, pero no por eso, menos sabrosos. Fusionar y jugar con algunos sabores sirve, pero hay que rescatar el gusto del choripán que es bien nuestro. Como viajero del camino, puedo decir que está muy marcada nuestra cocina y eso hay que mantenerlo", expresó Daniel.
La presentación también fue un factor determinante. La bandera de Argentina clavada al choripán es un detalle recurrente en la gastronomía del malargüino, quien recorre el mundo en una camioneta ploteada de celeste y blanco, al igual que la indumentaria que viste cuando cocina.
"Quedé muy impactado porque había muchísima gente. Estuvimos desde la tarde hasta la noche cocinando y no paraban de comer. Córdoba es fernet, Coca y choripán. Más de 30.000 personas dando vueltas durante seis horas hubo en el festival. Eso es lo lindo que tenemos los argentinos, esas costumbres, y tenemos que defenderlas", dijo Daniel.
"Es muy lindo que te elijan como ganador es un premio por llevar la gastronomía del lugar donde naciste. Participaron de Neuquén, Buenos Aires, entre otras provincias, y hasta de Holanda", agregó.
Dos placeres, dos personas
Ni bien llegó a Buenos Aires, a los 17 años, Daniel junto con su hermano, César Ferrada, que ya vivía allá, se unieron al Gato Dumas. Fueron sus discípulos y cuando su maestro murió, cada uno siguió su camino.
Daniel se instaló en La Patagonia, donde vive hoy su hijo, Franco Emanuel, quien también es cocinero, y allí abrió tres restoranes.
Por su inquietud, decidió hace dos años cerrar todo y dedicarse a viajar. Le iba bien, súper bien. Pero quería viajar junto con su mujer, que es repostera profesional, y conocer el mundo a través de la cocina.
Por eso, desarrollaron Cocinero del Mundo, el proyecto sustentable que tienen para viajar por distintas ciudades y cocinar con lo autóctono.
Así logran descifrar la idiosincrasia de cada lugar que visitan. Y por eso ahora están a punto de terminar otra punta del proyecto: un camión de comidas (foods truck).
Además, dentro del país organizan eventos para cocinar y convidarle comida a comedores y hospitales.
"Córdoba es fernet, Coca y choripán. Más de 30.000 personas dando vueltas durante seis horas hubo en el festival. Quedé muy impactado".
"Los ingredientes fueron simples. Fusionar y jugar con algunos sabores sirve, pero hay que rescatar el gusto del choripán que es bien nuestro" (Daniel Ferrada, campeón mundial de choripán).

Por Julián Vinacour
Fuente: Diario UNO de Mendoza

Comentarios