Economía
Lunes 10 de Octubre de 2016

El mendocino y sus compras en Chile: ropa, a la cabeza y ya va por comida

La fortísima diferencia de precios con el país vecino amplía cada vez más el abanico de productos que los mendocinos traen.

El presidente Mauricio Macri ha dicho una y otra vez que la Argentina tiene que convertirse en el gran supermercado del mundo. Sin embargo, en Mendoza, ese gran supermercado es un país vecino: Chile.

Los mendocinos cruzan en masa y sin dudarlo ha realizar compras de todo tipo en el país vecino.

La demanda es tan importante que hasta hay un ranking de lo que más se compra y una tendencia, hace poco, impensada.

Fuentes de Migraciones, Aduana y Gendarmería nacional precisaron a Diario UNO: "En primer lugar, lo que más traen es indumentaria, ropa y calzados, al menos para cubrir la mitad del año. El segundo puesto se lo lleva la tecnología, smartphones y televisores. Tercero vienen los pequeños electrodomésticos, que en Chile se ofrecen en las tiendas en combos con un par de productos".

La tendencia de los últimos meses es el batacazo que ha sorprendido a la gente del paso internacional: "Van a Chile a comprar comida. Van al supermercado. Pasan temprano para la ciudad de Los Andes y vuelven a la noche con el baúl lleno de comida".

A mitad de precio
Los testimonios de los viajeros que recorren, como mínimo, 500 kilómetros ida y vuelta, soportan esperas a veces larguísimas y pagan la diferencia que no cubre la franquicia es contundente: "Ahorrás la mitad de la plata que te gastás en Mendoza".

Un promedio de 500 autos por día cruzando a Chile a hacer compras es el vivo testimonio de la travesía.

Unas zapatillas de marca que en Chile cuestan entre $600 y $800, en Mendoza están en los $1.600. Se consiguen camisas por $150 que en Mendoza valen $500 y jeans de $250 que de este lado de la Cordillera arrancan en los $600.

Un buen televisor vale de $3.000 a $4.000 y en Mendoza va de $7.000 a $8.000. Los teléfonos también se consiguen por menos de la mitad.

Lo mismo sucede con la comida. La diferencia en los pedidos de supermercado es tan amplia que mucha gente prefieren ir hasta la vecina Los Andes en vez de utilizar los muy de moda supermercados mayoristas de Mendoza.

La normativa dice que cada adulto puede pasar por vía terrestre hasta U$S150 sin pagar cargo aduanero y U$S75 dólares por cada menor.

Así, una pareja tiene una franquicia de U$S300 que son unos de $4.500.

Si lo comprado excede ese monto, se debe pagar un 50% de recargo pero no sobre el total sino sobre el saldo que quedó fuera de la franquicia.

Aunque se puede traer casi todo, siempre y cuando sea sin fines comerciales, hay cosas que están totalmente prohibidas.

Algunas son muy obvias como por ejemplo las armas. Pero otra no lo son y los viajeros se llevan un disgusto por ir desinformados: está absolutamente prohibido cruzar respuestos de vehículos.

Aseguran en alta montaña que llegan con cubiertas para sus autos y no pueden ingresar al país.

La norma dice que las ruedas también están prohibidas y deben ser secuestradas. Si van puestas en el vehículo el propietario debe pagar una multa días después que puede quintuplicar el valor de los neumáticos. Lo mismo pasa con los cascos de motos, muy requeridos pero cuyo ingreso está vedado.

cuadro.jpg

Las benditas esperas
Esta marcha interminable de mendocinos que van y vienen de Chile con compras de todo tipo exige controles y por más rápidos que sean las demoras no tardan en llegar.

Uno de los problemas es que los viajeros deben llenar el formulario OM2087 que está en el sitio web de la AFIP, el que se declara todo lo comprado. El mismo es necesario para presentar en la aduana de Horcones cuando se ingresa al país. Pero lo viajeros llegan a hacer el formulario a la mismísma aduana, lo que estira las esperas y complica los controles.

Esto y otros problemas estructurales desatan la furia del turismo de compras. El paso termina siendo un hervidero de indignados acordándose de Cristina y también de Macri, mientras el paso opera la máximo de su capacidad sin descanso.

Comentarios