Espectáculos
Jueves 30 de Abril de 2015

El "mini" Pettinato

Milo Baltazar, el hijo de Tamara Pettinato y nieto de Roberto, acaba de cumplir cinco años.
Como cualquier nene de su edad, celebró su gran día junto a sus compañeritos del jardín de infantes en un salón atiborrado de globos, regalos y, la vedette de toda fiesta infantil, un castillo inflable. Pero se diferencia de los niños de su edad porque se parece mucho, pero mucho, a su abuelo Roberto Pettinato.
Casi como una versión "mini" del conductor, Milo viste de una forma muy particular. Para su fiesta eligió chupines rojos, chaleco, camisa a rallas y moño. Pero esto no es todo. El pequeño también le pide a su mamá que le pinte las uñas y le tiña el cabello.
"Se las quiere pintar porque me ve a mí y me quiere copiar", confesó Tamara Pettinato a la revista Pronto y agregó: "Yo lo dejo, es más, le pinto una uña de cada color. Milo se lo toma como un juego porque todavía no distingue qué hacen las nenas y qué los nenes".
Sin embargo, en los últimos tiempos, la madre de Milo no lo deja pintarse las uñas tan seguido: "En esta sociedad empiezan los prejuicios y le van a decir que hace cosas de nena y no me gusta", contó.
Pero el niño está decidido a delinear su propio look sea como sea. Así que, como no puede esmaltarse las uñas, ¡se tiñe el pelo!: "Le encanta teñirse un mechón de cada color. No tengo problema con eso, prefiero que libere todo por ese lado", dijo Tamara.
El look extravagante no es el único parecido entre Milo y su abuelo. También la pasión por la música mantiene unidas a las dos generaciones.
Según contó la integrante de Intrusos, al pequeño le regalaron una batería a la que no la abandona ni por un segundo: "Está a full tocando y me estoy volviendo loca porque en mi casa hay un ruido de locos. A Milo no le gusta jugar al fútbol, lo suyo es la música".
Fuente: Primicias Ya

Comentarios