La provincia
Domingo 17 de Enero de 2016

El ministerio de Seguridad denunció que sufrió el saqueo de un arsenal

Detectaron el faltante de 13 ametralladoras, varias 9 milímetros, balas y chalecos. La Fiscalía de Delitos Complejos ya secuestró un libro de registros y fotografió las instalaciones

Un arsenal policial devastado. Como si hubiese sido víctima de un saqueo. Eso fue lo que denunció el Ministerio de Seguridad en la fiscalía de Delitos Complejos y que ahora investiga la fiscal Claudia Ríos.
Trascendió que faltan desde ametralladoras, armas largas, pistolas 9 milímetros, que son el arma reglamentaria de la policía local, y hasta los acondicionadores de aire y las sillas de las oficinas de esa división, son parte del faltante. Tras la denuncia la fiscal Ríos secuestró un libro de registro de arsenal y tomó fotos del lugar.
"Casi tuvimos que entrar a la fuerza en el lugar (por el arsenal de la policía) y descubrimos el faltante de armas reglamentarias y armas largas, ametralladoras, que se han ido perdiendo en estos años", decía el jueves pasado el ministro de Seguridad Giani Vennier en el programa Algo Personal de Nihuil. Si bien el funcionario evitó dar mayores detalles de la investigación que había comenzado ese día, sí acotó que ya habían denunciado la situación en la fiscalía de Delitos Complejos.
Con una información más ampliada, el viernes la fiscal Ríos acompañada del director general de la Policía, Roberto Munives, recorrió las instalaciones de la División Arsenal y allí secuestró un libro de registros y pidió a su personal que tomara fotos del actual estado del lugar para sumar a la causa.
Por lo que trascendió entre lo que aparece registrado y lo que efectivamente se encuentra en Arsenal, existe un faltante de 13 ametralladoras PA3, un sinnúmero de pistolas 9 milímetros, otras tantas armas largas, vainas que se habían secuestrado como pruebas en escenarios de distintos delitos, proyectiles de distintos calibres y también chalecos de uso policial.
Además se denunció la falta de mobiliario. Por ejemplo se dejó constancia de que han desaparecido aires acondicionados, sillas y hasta pintura que figuraba como comprada para acondicionar el piso de algunas dependencias de la fuerza.
"El faltante de armas es muy grave, pero sólo desnuda que antes evidentemente lo más fácil era que un policía denunciara el robo o la pérdida de un arma y nadie investigaba más. El tema es que sospechamos que esa política favorecía que varios policías alquilaran sus armas reglamentarias a valores insospechados y las denunciaban como perdidas, total nadie avanzaba para averiguar si era así o no", contó uno de los investigadores del caso.
En apariencia, revisando los escasos registros anteriores no se muestran sanciones a los policías que denunciaban la pérdida de sus armas reglamentarias.
Ayer trascendió que con el fin de colaborar con el avance de la investigación y fundamentalmente para dar con los funcionarios responsables del saqueo de Arsenal, las autoridades del Ministerio de Seguridad pasó a disponibilidad a las autoridades que trabajaban en esa área en la gestión anterior y le otorgó licencia a buena parte del personal.
En tanto, los denunciantes dejaron constancia en Delitos Complejos que continuarán con una auditoría en esa división policial por lo cual podrían ampliar la denuncia que radicaron el jueves.
Por su parte, desde esa fiscalía especial aseguraron que continuarán las actuaciones y evitaron dar mayor información sobre las medidas a aplicar por temor a que alguien pudiera alterar los registros. Hasta ayer reinaba en la causa un estricto secreto de sumario.

Comentarios