País
Miércoles 06 de Enero de 2016

El ministro de Gestión de la Nación habló de la gran cifra de contratos

“Estamos haciendo en este momento un análisis en todas las áreas de gobierno, y nos llama la atención la importantísima cantidad de contratos que se produjeron, sobre todo en los últimos tres años", dijo Ibarra. 

“Estamos haciendo en este momento un análisis en todas las áreas de gobierno, y nos llama la atención la importantísima cantidad de contratos que se produjeron, sobre todo en los últimos tres años, que si se compara con años anteriores registran un crecimiento de más del 50%”, dijo el ministro de Gestión y Modernización de la Nación, Andrés Ibarra.
El funcionario nacional consideró que estos contratos constituyen “una falta de respeto al resto de los empleados públicos y a la ciudadanía, porque se pagan con dineros públicos. Los gremios, según han manifestado, van a estar a favor de resolver esas situaciones que no tienen ningún justificativo”.
Ibarra sostuvo que en algunos casos, como en el Senado, “hay un crecimiento gigantesco e injustificado” en el crecimiento de la planta de personal, y sobre la postura de los sindicatos ante la revisión de estos contratos, aseguró que "los gremios me manifestaron que estaban de acuerdo" ya que "estamos encarando este tema con una enorme responsabilidad".
El ministro, en una conferencia de prensa que ofreció en la Casa de Gobierno, tras la reunión del gabinete nacional encabezada por el presidente Mauricio Macri, señaló que “estamos haciendo en este momento un análisis en todas las áreas de gobierno, y nos llama la atención la importantísima cantidad de contratos que se produjeron sobre todo en los últimos tres años que, si se compara con años anteriores, registra un crecimiento de más del 50 por ciento”.
“Es un crecimiento gigantesco, no justificado, sobre todo en algunas áreas como en el Senado, en el cual, con el mismo número de 72 bancas que había en el 2011, cuando finalizó la gestión de Julio Cobos, la planta de personal creció un 150 por ciento y que además pasen a planta permanente”, dijo.
Ibarra puntualizó que fueron designaciones realizadas “por el ex vicepresidente (Amado) Boudou, las que motivaron un crecimiento gigantesco e injustificado en la planta del Senado, y que significa que habría que generar en el año más de 1.800 millones de pesos para pagar esa necesidad adicional, en lugar de fortalecer, jerarquizar y mejorar la situación de trabajadores que están en planta permanente, y esto ya fue informado y explicado por la vicepresidente (Gabriela Michetti)”.
El ministro consideró que estos contratos constituyen “una falta de respeto al resto de los empleados públicos y a la ciudadanía, porque se pagan con dineros públicos”.
Consultado acerca de si estas medidas encaradas por el gobierno nacional podrían generar conflictividad con los sindicatos del sector, Ibarra señaló que “en ese sentido, los gremios, según me lo han manifestado, van a estar a favor de resolver esas situaciones que no tienen ningún justificativo, después está en manos de ellos hacer las medidas que crean convenientes, pero acá estamos encarando las acciones con una enorme responsabilidad , y de eso se trata el análisis que vamos a hacer en todas las áreas de la administración”.
Fuente: Télam. 

Comentarios