País
Martes 05 de Enero de 2016

El Niño marcó los fenómenos del clima en 2015 y lo sigue haciendo

El más poderoso. Este natural que se repite con años de intervalo explica en buena medida las inundaciones en el norte de Argentina y Paraguay. 

Tornados, inundaciones, temperaturas récord, ola de calor: los fenómenos meteorológicos extremos que marcaron el final de  2015 se debieron a un fenómeno: El Niño, que sigue haciendo estragos sobre todo en Sudamerica. En Mendoza y en todo el país se sufre. 
Este fenómeno estuvo particularmente acentuado en un contexto de cambio climático pero también a variaciones naturales, según científicos.
“No hay una respuesta sencilla  para explicar los fenómenos excepcionales, a veces devastadores, observados tanto en América del Sur como en Europa, Estados Unidos o Australia, señaló Jérôme Lecou, ingeniero meteorólogo francés.
“Existe una conjunción de factores”, coincide el climatólogo Hervé Le Treut.
El Niño, una corriente ecuatorial cálida del Pacífico, cumple un papel evidente en parte de los fenómenos observados en el  planeta, agrega Le Treut.
Se trata de un fenómeno natural que se repite con algunos años  de intervalo, provocando sequías e inundaciones, pero el episodio de 2015 es según Lecou, probablemente el más poderoso de los 100 últimos años. 
La Organización Meteorológica Mundial (OMM), una agencia dependiente del sistema de Naciones Unidas, había advertido en  noviembre pasado que ganaría en intensidad antes de fin de año.
Este  evento extremadamente poderoso explica, por ejemplo, las  inundaciones particularmente intensas en Paraguay y el norte de  Argentina”, indicó Lecou. Se trata efectivamente de zonas expuestas a fuertes lluvias cuando aparece El Niño.
Calentamiento global 
Las temperaturas anormalmente cálidas registradas en el noreste de Canadá y en Australia coinciden con aquel fenómeno, bautizado  en referencia al niño Jesús porque se produce en torno al solsticio que coincide con la Navidad.
“Los efectos del cambio climático comienzan a  hacerse sentir”, aseguró el meteorólogo.
A nivel mundial, el año 2015 fue  el más cálido jamás  registrado  y los cinco últimos años constituyen el quinquenio más caluroso de que se tenga estadísticas.
Según la OMM, la temperatura promedio en la superficie del globo superará sin duda el umbral simbólico y significativo que constituye un calentamiento global de un grado centígrado con  relación a la era preindustrial. 
 “De manera más puntual, se producirá este recalentamiento a nivel regional, con un fin de año absolutamente fuera de serie en  el hemisferio norte, con un mes de diciembre histórico en Europa  por ejemplo”, explicó Lecou.
“Existe un calentamiento de base que hace que se estén batiendo récords por todas partes”, aseguró Hervé Le Treut.
Estas temperaturas son las que podrían explicar las inundaciones en Inglaterra.
“Los inviernos clementes que estamos viviendo favorecen precipitaciones importantes, como es el caso en  Inglaterra”, estima el climatólogo Jean Jouzel.
“Existe un claro vínculo entre las inundaciones y los inviernos muy suaves en Europa Occidental, eso     ¿ cesariamente”, aclaró Hervé Le Treut.  

Comentarios