Más noticias
Lunes 10 de Octubre de 2011

El Nobel de Economía fue para los estadounidenses Thomas Sargent y Christopher Sims

La Real Academia sueca premió sus investigaciones en macroeconomía, en las que desarrollaron modelos para medir el impacto de la política económica en variables como el PIB, la inflación, el empleo o las inversiones.

Los economistas Thomas J. Sargent y Christopher A. Sims fueron premiados conjuntamente con el Nobel de Economía 2011, este lunes, por sus estudios sobre las causas y efectos en macroeconomía.

La Academia destaca que  ambos pensadores, que no han llegado a trabajar juntos, han desarrollado un importante trabajo sobre cómo afectan las decisiones políticas en la evolución macroecómica en base a datos empíricos, un tema muy presente en la actualidad por el debate en torno a qué pueden hacer las Administraciones para superar la crisis de las grandes potencias desarrolladas.

Una familia está estudiando cambiar de casa, pero hay expectativas de que el banco central de turno va a subir los tipos de interés en breve. Entonces, ¿en qué grado afecta esta previsión a la decisión que vaya a tomar la familia? Esta es la pregunta a la que da respuesta Sargent, que ha creado un modelo matemático recurriendo a datos históricos y en el que cobran especial importancia el factor de las expectativas como generador de los cambios.

Según explica la Real Academia de Suecia, que da a los premiados 1,5 millones de dólares, el sistema económico actual se ve condicionado por dos tipos de elementos: unos imprevistos, como un rápido encarecimiento del petróleo, la decisión de un determinado banco central de subir los tipos de interés o un descenso súbito en el consumo de los hogares. Al mismo tiempo, la economía también se ve afectada por decisiones realizadas a más largo plazo como las derivadas de una política de austeridad o aquellas que surgen de la necesidad de atajar las presiones inflacionistas. Aunque ambos factores se retroalimentan mutuamente por aquello de las expectativas, tal y como los dos premiados destacan tanto por lo que respecta a generar efectos imprevistos como en la toma de decisiones sobre política económica.

"Una de las principales tareas de la investigación económica es comprender como estos los factores imprevistos y la política afectan a las variables macroeconómicas -inflación y Producto Interior Bruto son las principales- en el corto y largo plazo", argumenta el comunicado antes de resaltar que las contribuciones de la investigación de Sargent y Sims a estos efectos son "indispensables". En un primer paso, Sargent ha creado un modelo para ayudar a entender el impacto de las decisiones políticas en la economía, mientras Sims se ha centrado en diferenciar a los factores imprevistos de los previsibles, añade la academia sueca.

La clave de sus estudios es que ambos economistas han sabido identificar la relación recíproca entre las decisiones políticas y los factores imprevistos de forma empírica recurriendo a datos históricos ante la imposibilidad de realizar experimentos controlados para estudiar cómo interaccionan estos elementos.

Gracias a la base científica de sus investigaciones se han podido distinguir entre los efectos esperados de una determinada decisión política de aquellos imprevistos, "que no es trivial", destaca el comunicado, ya que permite augurar una parte de las consecuencias de las actuaciones de las autoridades sobre la economía.

Fuente: El Pais.com

Comentarios