Mendoza
Jueves 29 de Septiembre de 2016

El oficialismo "reculó" y los fiscales podrán informar a la prensa

Diputados dio media sanción al proyecto que modificaba la estructura de las fiscalías. Tras duras negociaciones y fuertes quejas políticas e institucionales, el cepo quedó en la nada.

El Gobierno de Mendoza debió dar marcha atrás con el polémico artículo 7 del proyecto para modificar la Ley 8.008 de Ministerio Público Fiscal.

Este punto de la iniciativa fue conocido como "el cepo a la prensa", ya que pretendía centralizar toda la información de las investigaciones delictivas en una oficina de comunicación, y peor aún, impedía a los fiscales hablar con la prensa en forma individual. Las quejas no sólo provinieron del peronismo, sino también del Frente de Izquierda, y hasta del propio oficialismo, ya que el diputado del PD Marcos Niven dijo que no acompañaría la reforma.

El Sindicato de Prensa de Mendoza presentó oficialmente una queja por ese artículo.

Lo cierto es que después de los tres femicidios ocurridos en el lapso de tres días en Mendoza, la forma en que el Ministerio Público brindó la información sobre los casos, y los errores en las actuaciones, quedaron verdaderamente expuestos. Fuera de micrófono se supo que fue el propio procurador y jefe de los fiscales, Alejandro Gullé, el que dio de baja al polémico artículo 7.

Desactivado el conflicto, el FPV acompañó la iniciativa. En cambio, el FIT votó en contra, aduciendo a que formaba parte de un paquete de iniciativas cada vez más represivas por parte del Estado.

Un artículo manoseado
Lo que en primera instancia era a todas luces un veto a la posibilidad de los fiscales de brindar información en forma directa a la prensa, en las últimas horas del martes sufrió su primera metamorfosis.

De prohibirse a los fiscales hablar con los periodistas en forma individual y canalizar toda la información por la oficina de prensa, se pasó a una instancia intermedia: quedaba entonces a elección de los fiscales hablar con los medios.

Pero esto tampoco fue aceptado por la oposición. Hasta ayer por la mañana la postura del peronismo era no acompañar el artículo 7 y tampoco lo haría el FIT. Así, el costo para el oficialismo era muy alto y se decidió dar por terminada la polémica y dejar este punto como en la ley original. "Nunca fue nuestra intención cercenar el libre acceso a la información, por eso consultamos con el procurador y decidimos dejar sin efecto los cambios", aseguró el diputado radical Jorge Albarracín, quien lo militó en la cámara.

Beneficios
Fue el mismo Albarracín quien habló de los beneficios del nuevo proyecto de Ministerio Público Fiscal. Aseguró que lo que se busca es darle independencia en las decisiones, y para esto se le dará autonomía funcional, presupuestaria y financiera, es decir que podrá diseñar, elevar y rendir cuentas por mano propia.

Además, el procurador dejará de hacerse cargo de la Defensoría de Pobres y Ausentes, que tendrá estructura judicial propia. Para esto, ya ingresó otro proyecto de ley, que aún no se ha discutido.

Más cambios
A partir de la sanción completa de esta ley, los fiscales podrán dar las instrucciones de actuación cuando ocurre un delito, y éstas no estarán sólo en manos del procurador.

Otro aspecto importante son las sanciones intermedias a los fiscales, que se podrán decidir en el propio Ministerio Público.

Además, existirán pautas de interpretación unificada de las normas. En caso de que el fiscal no esté de acuerdo con esta interpretación, se deberá trabajar por separado, pero con esta unidad de criterios se despejan muchas dudas sobre cómo leer una ley a la luz de ciertos casos.

También se crearán fiscalías especiales según los delitos: homicidios, robos agravados, causas menores.

Vigente
Para que todos los medios de prensa estén informados al mismo tiempo, la Coordinación de la Procuración habilitó un WhatsApp a través del cual da cuenta de novedades de casos penales y responde consultas de los periodistas.

Comentarios