San Rafael
Lunes 31 de Octubre de 2011

El padre del policía ahogado en el Marginal planteó dudas sobre la muerte de su hijo

Planteó los cuestionamientos luego de recibir la placa de reconocimiento a Jonatan González, fallecido el 18 de octubre en el Marginal en un intento de rescate de un joven.

Luego del homenaje realizado ayer en el Concejo Deliberante, el padre del policía ahogado, José González, agradeció el reconocimiento, pero a su vez planteó sus dudas sobre las circunstancias de la muerte de Jonatan ocurrida el 18 de octubre en el canal Marginal del Diamante. “Que sepa la ciudadanía que esto no va a quedar impune, justicia se va a hacer y yo no lo voy a abandonar. Voy a seguir luchando para que la persona que fue culpable de la muerte de mi hijo que nunca más esté en la fuerza”, comenzó diciendo.

Añadió que “lo único que deseo es que no vuelva a pasar, porque hay una cantidad de chicos que están estudiando para ejercer la profesión, pero en un minuto pierden la vida por algo que no supieron hacer”.

Ante la consulta de la prensa sobre si piensa que se le ordenó a Jonatan a que se arrojara al agua a rescatar a los caídos, como indican algunas versiones, dijo que “yo lo voy a descubrir y cuando llegue el momento el pueblo de San Rafael va a saber lo que pasó y se hará justicia, la muerte de mi hijo no va a quedar impune”.

De todos modos, llamó a respetar los tiempos de la justicia. “Esto tiene que llegar a la fiscalía y cumplir un proceso con un cierto tiempo, cuando llegue ese momento ahí se va a saber la verdad. No me importa quien caiga”.

Además, dijo que “yo mandé un hijo a la calle para que protegiera a todos nosotros, era su trabajo, él quería a su oficio. Perdió la vida por un amigo y salvar a una persona, que lo hubiera hecho cualquier policía, pero en ese momento los demás pensaron, pero él no pensó porque era un policía que estaba para el servicio”.

José dijo que su hijo “sabía nadar como para bañarse en un lago, pero no para salvar a una persona, que algo es totalmente distinto. Él no se arrojó con ropa de agua o de buzo, se tiró con el uniforme, un chaleco antibala y los botines, ¿cuánto kilos pueden pesar?”.

Ante una nueva pregunta sobre si lo obligaron a arrojarse al canal, manifestó que “no lo se, pero si realmente lo obligaron a tirarse, la Policía lo va a saber. Yo no acuso al mediador, ni a ninguna fuerza, pero alguien cometió un error, ya sea la Policía, Bomberos o cualquier cuerpo que haya estado ahí. No puede ser que teniendo San Rafael varios lagos y diques donde puede pasar un accidente como éste, que manden un chico que está cumpliendo servicio en la calle; Jonatan estaba preparado para cuidar el orden pero no para rescatar una persona”.

Prometió que “se va a destapar la olla y va a salir mucho vapor y eso estoy muy seguro. Tengo cosas muy concretas y estoy esperando el momento”.

Por otra parte, el auxiliar Héctor Puebla, el otro policía que cayó al canal en el intento de rescate de Franco Chiachiara Pérez, visiblemente consternado no quiso realizar declaraciones a la prensa.

Comentarios