Mundo
Sábado 04 de Junio de 2016

El Papa Francisco ordenó expulsar a los obispos que encubran a pedófilos

El Papa, en la bula pontificia "motu proprio", dejó en claro que también la omisión de actuación puede conllevar la pérdida del cargo en los casos de abusos como los cometidos por Ilarraz en Paraná.

El Vaticano expulsará a los obispos que encubran o no investiguen posibles casos de abusos sexuales a menores y adultos vulnerables, según decretó el papa Francisco en la bula pontificia "motu proprio", dada a conocer este sábado por la Santa Sede.
Francisco deja así claro que, en los casos de pedofilia, también la omisión de actuación puede conllevar la pérdida del cargo, aunque los clérigos no tengan "una grave culpa moral" por sí mismos. Esta decisión podría tener incidencia en Entre Ríos, donde la Justicia investiga los abusos sexuales a menores cometidos durante años en el Seminario de Paraná, por los cuales está procesado el cura Justo José Ilarraz.
"En el caso de abuso de menores o adultos vulnerables, es suficiente que la falta de diligencia sea grave", señala el Vaticano. "El obispo diocesano o aquel que, aunque de forma temporal tenga la responsabilidad de una Iglesia particular, o de otra comunidad de fieles puede ser removido de su cargo legítimamente, si por negligencia, ha cometido u omitido actos que hayan causado un grave daño a los demás, sea que se trate de individuos, que de una comunidad en su conjunto", afirma el Vaticano en un comunicado sobre el texto. "El daño puede ser físico, moral, espiritual o patrimonial", agrega.
El pontífice recuerda que el derecho canónico ya prevé la posibilidad de apartar del oficio eclesiástico "por razones graves" y precisa que, entre esas "razones graves", se encuentra la negligencia de los obispos en el ejercicio de sus funciones, en particular en relación a los casos de abuso sexual de menores y adultos vulnerables.
Un "motu proprio" es un escrito apostólico del papa escrito por iniciativa propia, sin requerimiento de sus cardenales o asesores. En la mayor parte de los casos, como este, se trata de pequeñas modificaciones del derecho eclesiástico. 
Carta para Francisco
En agosto de 2014, cuatro de las víctimas de abusos cometidos por el cura paranaense Ilarraz le enviaron una carta al papa Francisco, donde no solamente relataron los hechos cometidos, sino también remarcaron el accionar negligente de los arzobispos Estanislao Karlic, Mario Maulion y Juan Alberto Puiggari. 
“Queremos solicitarle su intervención, dándonos una respuesta a los reclamos que hemos venido realizando ante las autoridades eclesiásticas de la Arquidiócesis de Paraná, por el término de casi 20 años”, indicaron en el arranque del escrito al excardenal Jorge Bergoglio.
En el relato indicaron que durante esas dos décadas acudieron a los arzobispos Estanislao Esteban Karlic, Mario Maulión y Juan Alberto Puiggari y acotaron que “ellos, en todo este tiempo, han estado en conocimiento de los hechos acontecidos en nuestra infancia dentro del Seminario Menor, al que entramos con profundo deseo de servir a la obra de Dios, Padre Creador, siendo puros de cuerpo y espíritu”.

Comentarios