Economía
Miércoles 05 de Octubre de 2011

"El peor escenario es que Brasil deje de crecer", advirtió el presidente de la Unión Industrial Argentina

José Ignacio de Mendiguren reiteró que la Argentina “no está blindada” ante la crisis internacional.

El presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), José Ignacio de Mendiguren, advirtió este miércoles que "el peor escenario es que Brasil deje de crecer" por la crisis financiera internacional y reiteró que ‘la Argentina no está blindada‘ frente a la complicada situación mundial.

No obstante, De Mendiguren subrayó que “antes se decía que una mariposa aleteaba en el Hemisferio Norte y nosotros nos agarrábamos pulmonía” y destacó que “esto no es más así, por suerte esta vez no le tocó a la región, sino que el epicentro está en otro lado”.

De cualquier forma, el titular de la central fabril alertó que “Brasil es muy importante para nosotros y hay que monitorearlo todo los días”, porque estimó que “el peor escenario es que Brasil deje de crecer”.

Los problemas que está sufriendo el principal socio del Mercosur ya está repercutiendo en el sector industrial local con suspensiones temporarias en algunas fábricas, como Alpargatas, ante la baja de las ventas al mercado brasileño y el temor a una sobreoferta.

En ese marco, el dirigente industrial reiteró por Radio 10 que “la Argentina no está blindada” frente a la crisis internacional.

Por otra parte, De Mendiguren respaldó los lineamientos contenidos en el Plan Estratégico Industrial 2020 presentado ayer por la presidenta Cristina Fernández.

“Ayer estuve en Santa Fe (donde la Presidenta presentó el Plan) y para nosotros hubo definiciones importantes en relación a la participación del Estado en la economía”, destacó.

A su criterio, consideró “importante” que la mandataria haya expresado que “el Estado no va a avanzar sobre lo que el sector privado puede producir”.

El titular de la UIA advirtió que “ante una crisis muchas veces sólo se realizan medidas de ajuste o de achique, y muchas veces esas medidas profundizan la crisis”.

“Para la industria, las medidas son a largo plazo; por eso la primera señal importante es que el Gobierno convoque a pensar a diez años por delante”, sostuvo De Mendiguren, quien puntualizó que “del plan participaron todos los actores de la cadena productiva”.
 

Comentarios