La provincia
Miércoles 02 de Diciembre de 2015

El precio de la carne subió 40% sólo en el último mes

Los carniceros dicen que en noviembre hubo entre seis y siete aumentos y todavía se esperan más para diciembre. Empresarios explican que se debe a la falta de oferta. Calculan que el kilo de asado llegará a los $140 para las fiestas

Laura Zulián
zulian.laura@diariouno.net.ar

Walter Trejo y David Nesci charlan sentados en la vereda. Son carniceros de El Novillo Infiel, pero no tienen clientes que atender. Más o menos igual está Luis Andino de Carnes Gloria, con la salvedad de que él toma mate mientras ve la tele. Tampoco hay nadie a quién venderle algún kilito de asado.
En las carnicerías de Mendoza no hay carteles con los precios porque cambian todos los días. Sólo en noviembre la carne aumentó 40%, al igual que el pollo. El kilo de asado, por ejemplo, subió $10 de un día para el otro entre ayer y el lunes y ya supera los $100.
“Ha subido una barbaridad, hace tres semanas que aumenta sin parar, no sabemos a qué precio vender. La gente no compra”, cuenta Andino, carnicero desde los 14 años, mientras se toma unos mates. En su carnicería el asado está entre $100 y $110.
Miqueas Villarroel, cajero de Ramar Carnes, dice que en noviembre la carne aumentó entre seis y siete veces. “Para las fiestas seguro el asado va a llegar a $140, los precios cambian todos los días”, comenta.
“Mirá cómo estamos acá afuera sentados, antes éramos tres cortando y ahora estamos acá”, grafica Walter Trejo sobre la caída en la cantidad de clientes que produjo el alza de este producto. “A principios de noviembre, el kilo en gancho costaba $34 y ayer lo pagamos a $54”, cuenta Nesci.
La explicación que da a este fenómeno –sin razón aparente– el empresario José Micheli es que hay poca oferta de hacienda. “No hay mucha entrada de novillo, hay especulación porque se mueve a valor dólar. A principios de noviembre comenzó a aumentar. Esta semana subió el 13%”, sintetiza Micheli.
El precio del novillo, de acuerdo con lo que cuenta, subió 34% y dijo que el asado puede llegar a estar la semana que viene entre $120 y $130 el kilo. Sin embargo, tiene una visión optimista. “Por supuesto que puede llegar a bajar cuando se estabilice la economía. Con seguridad en enero habrá bajas”, afirma.
Como si esto no fuera suficiente, remplazar este alimento también costará caro. El pollo subió a la par y el aumento acumulado en los últimos 30 días ya ronda el 40% , a lo que se agrega la remarcación de precios en las góndolas de otros productos.

Comentarios