Economía
Viernes 13 de Noviembre de 2015

El precio de la harina subió el 40% y se trasladaría al del pan la semana próxima

La Asociación de Industriales Panaderos locales advirtió de que también aumentaron otros insumos, como huevos, azúcar y dulces, además de los costos laborales.

Por Carina Luz Pérez
perez.carina@diariouno.net.ar
La Asociación de Panaderos de Mendoza decidirá el lunes si aumenta el precio del pan y sus derivados, ya que el costo de la bolsa de harina subió esta semana entre el 20% y el 40%, según la calidad de la misma y el molino que la provea.
Los motivos de este incremento aún no han sido explicitados por los productores nacionales de la materia prima. Por esto, los panaderos mendocinos se tomarán este fin de semana para recabar mayor información. Pero existen razones para señalar una simple especulación preelectoral sobre lo que podría llegar a pasar con el precio del trigo si es que el tipo de cambio (dólar) sufre modificaciones y el nivel de retenciones a las exportaciones baja sustancialmente, tal cual están señalando ambos candidatos a ocupar la presidencia de la Nación. En tanto, en Buenos Aires el precio del pan ya subió 14%.
El razonamiento que hacen desde los molinos es que si ambas variantes son modificadas, la tonelada de trigo para exportar empezaría a tomar el valor del mercado internacional. Como consecuencia de estas expectativas, está subiendo sustancialmente el precio de la harina para el mercado interno. Sin embargo, desde las cámaras de fabricantes de pastas y panes de nivel nacional y también de Mendoza, están denunciando que nada de esto sucede aún y no debería haber incrementos en este momento.
“La semana que viene vamos a informar”, dijo escuetamente el gerente de la Asociación de Panaderos de Mendoza, Carlos Campos, sin querer adelantar cuál será la postura de los socios mendocinos, pero sí reconoció que la situación los tiene inquietos, porque al igual que la harina, otros insumos como la materia grasa, el huevo, el azúcar, dulces y los salarios del personal, han aumentado progresivamente durante el año. La harina hacía meses que no tenía alzas, por lo que este último movimiento en el precio pedido por los molinos sorprendió.
Además, los proveedores de harina han acortado los plazos de cancelación, por lo que el clima preelectoral está agitando el incremento en el kilo de pan, mientras se preparan las cosechas del trigo en diciembre próximo.
El último aumento del pan fue en febrero pasado, dejando el kilo de pan más barato a $22,70 y la docena de tortitas, a $31,20. Pero este aumento tenía un escenario muy distinto, ya que en el caso particular de la harina había bajado durante todo el 2014, lo que permitió no incrementar los precios en ese año. En cambio, en 2013 las causas se repartían entre la inflación y la falta de harina, ya que muchos productores de trigo preferían sembrar otro tipo de productos, como la soja.
De todos modos, los precios que proponen desde la asociación son sugeridos, y cada panadería puede vender a los valores que mejor representan un equilibrio entre costos y rentabilidad.
Por eso, es posible encontrar lugares donde el kilo de pan miñón está a $20 y otros donde se lo cobra a $30.

Comentarios