Economía
Lunes 19 de Diciembre de 2011

El presidente de España anunció un duro programa de ajuste que recorta todos los presupuestos

Mariano Rajoy pretende reducir 16.500 millones de euros del déficit de su país. Además, aseguró que impulsará una reforma bancaria y del sector público "en pos de la austeridad".

El presidente electo del gobierno español anunció en el debate de investidura en la Cámara de Diputados un duro programa de ajuste, que recorta todos los presupuestos, con excepción del de pensiones, para reducir el elevado déficit fiscal.

"El único compromiso de aumento de gasto que escucharán hoy es la actualización del poder adquisitivo de las pensiones", subrayó el líder del derechista Partido Popular (PP), un firme defensor de los programas de austeridad del Fondo Monetario Internacional (FMI), dijo la agencia de noticias Europa Press.

Rajoy subrayó que las previsiones de crecimiento para la economía española no son optimistas en lo inmediato e incluso dio casi por descartada que España no podrá cumplir las metas de déficit en el 2011.

Es más, subrayó el futuro presidente del gobierno español, España sufrirá una severa contracción económica en el cuarto trimestre, según las últimas cifras.

"El desequilibrio entre ingresos y gastos del conjunto de las administraciones públicas se saldará este año, según las previsiones de la vicepresidenta (saliente, Elena) Salgado, con más de 65.000 millones de euros de déficit, un 6% de nuestro PIB", dijo Rajoy.

"Esta cifra puede verse superada, lo sabremos en su momento", agregó en su discurso ante el parlamento.

Sin embargo, el dirigente derechista prometió que a partir del año entrante las cuentas comenzarán a ordenarse, con una fuerte reducción del déficit público gracias a un fuerte programa de recortes y austeridad.

"Ese es el objetivo, ese es nuestro compromiso y a él nos vamos a atener: 16.500 millones (de euros) de reducción del déficit en el año 2012", dijo Rajoy.

El dirigente del PP informó que la primera ley que enviará al congreso será la de estabilidad presupuestaria. Asimismo, aseguró que finalizará el proceso de reforma al sistema bancario y llevará adelante reformas estructurales al sector público en pro de la austeridad.

Pero previo a ello, un día antes de que finalice el año, el 30 de diciembre, se emitirá un decreto con urgentes medidas económicas, presupuestarias y financieras, adelantó Rajoy.
 

Comentarios