San Rafael
Domingo 13 de Noviembre de 2011

El presupuesto contempla una suba del 30% en las tasas

El incremento de las tarifas, dicen, no impactará en los bolsillos de los sanrafaelinos porque el mínimo imponible es muy bajo. El ingreso por tasas representa el 18% del total del ejercicio 

El secretario de Hacienda de la Comuna, Javier Cófano, presentó el presupuesto y la tarifaria 2012.

El proyecto deberá ser aprobado en una sesión extraordinaria del Concejo Deliberante, que lo tratará antes del 23 de noviembre, cuando se renueven las bancas.

El funcionario que ostenta el cargo desde el año 2005 dialogó con Diario UNO de San Rafael y explicó los contenidos del mismo.

El presupuesto se elaboró con un perfil conservador y se incrementó en 20% del total ejecutado durante el 2011, que fue de $180.000.000.

La tarifaria en cambió sufrió un aumento promedio del 30% si se toman en cuenta todos los rubros.

Este incremento, según Cófano, “no va afectar a los contribuyentes porque la base imponible actual es baja”.

Como ejemplo, el secretario indicó que “en un barrio de las afueras de la ciudad la tasa por ABL actual es de $45 y 25% de aumento sobre eso es razonable”.

El Municipio necesitó actualizar las tasas por el aumento de costos en los servicios que presta por eso Cófano aclaró que “si este aumento no alcanza se solventará con la coparticipación, para no perjudicar al contribuyente”.

El contador Cófano se mostró cauto a la hora de elaborar el presupuesto 2012 y consideró que “este año puede haber una disminución de ingresos por la crisis mundial y los efectos del dólar en la economía doméstica”.

Por ese motivo se resolvió presentar un ejercicio equilibrado entre los egresos y los ingresos.

Una de las partidas que sufrieron mayor incremento es la obra pública, a la que en este presupuesto se le asignaron $23.000.000, cuando el año pasado este rubro contemplaba una inversión de apenas $9.000.000.

El aumento se debe a un plan de obras que incluye al asfalto, el bacheo y el hormigonado de calles como una prioridad de la Comuna.

Para atender esta iniciativa se asignaron $9.500.000 que se pueden incrementar si existen mayores recursos.

En el rubro gastos de personal, Hacienda calculó egresos por $120.000.000 sin tener en cuenta las paritarias que comenzarán en febrero del año entrante.

Un dato significativo para la gestión de Cófano es el superávit del ejercicio 2011, que le dará al próximo secretario un oxígeno financiero de $3.000.000.

El presupuesto será debatido la semana entrante y todos los pronósticos indican que habrá consenso para su aprobación.

Por otra parte, se mostró satisfecho con los seis años de trabajo que desarrolló en el Municipio; sorteó la crisis del 2009, equilibró las cuentas y desendeudó a la Comuna, señaló.

Como deuda quedó el sistema de software para mejorar los procesos administrativos, un proyecto que empezó pero no finalizó.

La oposición aún estudia las partidas

La idea es votar el proyecto de ordenanza antes del 23 de noviembre, fecha en que se renuevan algunas bancas en el Concejo Deliberante.

El radicalismo está estudiando con profundidad el presupuesto enviado por Javier Cófano y objeta en principio la cantidad de horas cátedra proyectadas para el deporte.

Sobre la tarifaria, no hay desacuerdos y el 25% de aumento parece ser razonable para los ediles de la UCR.

Gustavo Cañadas opinó que “el presupuesto es bastante equilibrado y sólo hay matices que queremos discutir pero en principio no nos vamos a oponer a su aprobación. Nos parece correcto aprobar el proyecto con la actual composición del cuerpo”, concluyó.

El aumento en la tarifaria para los radicales es un claro ejemplo de los niveles inflacionarios actuales.

En el PD la historia siempre tiene dos versiones, una la que dio el concejal Jorge García y otra la de Alberto Pérez Gasul.

El primero se quejó por los tiempos y manifestó que “el presupuesto es un proyecto delicado que merece más tiempo de estudio”

García señaló que “en años anteriores primero se discutió la tarifaria y luego en diciembre el presupuesto”.

El edil no hizo declaraciones ni a favor ni en contra del proyecto enviado por la Secretaría de Hacienda de la Comuna.

Alberto Pérez en cambio señaló que “en líneas generales no tengo muchas objeciones pero me parece que $23 millones de pesos en obra pública es muy poco”.

El concejal añadió que “esto significa el 10% del presupuesto, una cifra muy baja para ejecutar”.

Al contrario de García, Pérez no se quejó por los tiempos para el análisis del presupuesto.
 

Comentarios