San Rafael
Lunes 03 de Agosto de 2015

El primer complejo turístico para gays del país está en San Rafael

Nuevo servicio. El predio de cabañas "De mil amores" funciona desde febrero y se ubica en la zona de El Cerrito. Está destinado a parejas homosexuales, aunque también reciben heterosexuales. 

San Rafael cuenta con un emprendimiento turístico destinado a parejas homosexuales que, según afirman sus propietarios, es el único de este tipo en el país. Se trata del complejo de cabañas “De mil amores”, situado en Adolfo Calle 2778, en El Cerrito.
Esto se enmarca en la consolidación del departamento como destino turístico nacional, en cuyo marco comienzan a aparecer servicios específicos para determinados segmentos de turistas.
“Es el primer complejo turístico LGBT (Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales) del país”, afirmó Marcelo Eugenio, propietario del lugar junto a su esposa Lorena Santamaría, aunque también aceptan parejas heterosexuales, pero sin menores, “en un ámbito de respeto y cordialidad”.
Comenzó a funcionar en febrero de este año, con cinco cabañas para dos personas cada una, en un predio parquizado con pileta, bicicletas para salir a pedalear, y distintos frutales para que, cuando comiencen a producir, los huéspedes puedan probar desde la misma planta frutas frescas, como duraznos, damascos, ciruelas y otras.
Además, “de bienvenida le ofrecemos una botella de champán de la zona, también pan y dulces caseros para que vayan degustando los productos de San Rafael”.
“Recibimos huéspedes de todo el país, con muy buena aceptación tanto de las parejas gay como de las heterosexuales que estuvieron compartiendo un mismo ámbito. La apertura mental de la gente es algo muy positivo para todo lo que es el desarrollo turístico de San Rafael”, destacó el propietario.
De los clientes que han tenido en estos meses, la mayoría provinieron de Buenos Aires y Córdoba, pero también se promocionan en el exterior para atraer extranjeros. “Cada vez se va abriendo más el mercado para un turismo que es como cualquier otro, nada más que necesita un poco más de intimidad, por lo menos hasta que la gente se termine de acostumbrar a las parejas gays”.
Marcelo, oriundo de Quilmes, explicó que “la idea surgió en 2011, a un año de que se legalizara el matrimonio igualitario en el país, que abrió muchas puertas para lo que es el turismo LGTB que mueve una porción muy importante del turismo a nivel mundial”.
Tomó la experiencia de un hotel para gays de Buenos Aires que ya no existe y se decidió por San Rafael porque había vivido entre 2009 y 2011.
 “Había un complejo de este tipo en Salta, pero pasó a ser ‘gay friendly’, ahora aceptan menores, nosotros acá no aceptamos menores y por el momento las cabañas son solamente para parejas. En el futuro planificamos construir cabañas para cuatro y seis personas, porque también hay gente que viaja con amigos”, indicó el emprendedor.
La categoría “gay friendly”, o “amigable con los gays”, se le da al hotel o cualquier otro tipo de alojamiento turístico común que recibe y da servicios a huéspedes homosexuales, pero que no es exclusivo para este tipo de clientes.
José Luis Salas
unosanrafael2012@gmail.com

Comentarios