Más noticias
Jueves 29 de Septiembre de 2011

El protagonista del megasecuestro de un avión fue capturado luego de 40 años

George Wright, además condenado por asesinato en los '60, fue detenido esta semana tras burlar a la Justicia durante cuatro décadas. Todos sus cómplices habían sido arrestados.

La prolongada fuga de George Wright bien podría servir para un guión de Hollywood.

Condenado por asesinato en los años 60, durante cuatro décadas supo burlar a la justicia hasta que esta semana fue arrestado en Portugal gracias al registro de identidad nacional de ese país, que confirmó las huellas dactilares archivadas en el FBI de Estados Unidos.

Wright, de 68 años, escapó de una cárcel de Nueva Jersey en 1970 y poco después secuestró un avión estadounidense disfrazado de cura junto con otros cuatro cómplices. Huyó a Argelia y desde entonces era buscado por las autoridades estadounidenses.

Su historia delictiva empezó en 1963 cuando fue condenado por matar al dueño de una gasolinera en Nueva Jersey. Según las autoridades, éste no fue su primer crimen; un año antes en otro robo a una gasolinera había dado muerte a un veterano de guerra.

Wright recibió una pena de entre 15 y 30 años, pero luego de siete tras las rejas, logró escapar.

De acuerdo con el FBI, Wright se relacionó con el Ejército de Liberación Negra, un grupo militante radical.
Escape a Argelia

"En 1972 participó en el secuestro de un vuelo de Delta Airlines que viajaba de Detroit a Miami", explicó Steve Kingstone, uno de los corresponsales de la BBC en Washington.

"Wright abordó el avión vestido de cura con una biblia donde ocultaba su pistola", continuó Kingstone. "Los secuestradores negociaron la vida de los pasajeros por US$1 millón y obligaron a los pilotos a que los llevaran a Argelia (donde pidieron asilo)".

Según la agencia de noticias AP, Wright y sus cómplices fueron acogidos por Eldridge Cleaver, escritor estadounidense y activista a quien le fue permitido abrir una oficina del Movimiento de las Panteras Negras, debido a que el presidente argelino de entonces profesaba simpatía por lo que consideraba un movimiento de liberación en contra de la represión en el mundo.

Si bien Wright logró quedarse en Argelia, el avión y el dinero fueron devueltos, a petición del gobierno de Estados Unidos.

Eventualmente el grupo pudo llegar a Francia, donde las autoridades arrestaron a sus secuaces. En 1976 fueron juzgados y condenados en París. Wright permaneció fugitivo.

De acuerdo con la prensa de la época, la justicia francesa rechazó la solicitud de extradición de Washington, decisión que los abogados de la defensa elogiaron como "una condena al racismo estadounidense". Terminaror pagando una pena menor pues el jurado aceptó los alegatos de la defensa, indicando que el secuestro habías sido motivado "por la opresión racial en Estados Unidos".
26 años en el olvido

El caso de Wright permaneció en la sombra hasta que en 2002 pasó a ser una de las prioridades del recién formado grupo de búsqueda de fugitivos, el New York-New Jersey Fugitive Task Force, que trabaja en cooperación con el FBI.

Tras repasar el caso y seguir varias pistas, los investigadores produjeron una lista de direcciones donde podría estar Wright. Una de las pistas los llevó a Portugal.

Con la ayuda de la policía portuguesa, lograron dar con el documento de identificación nacional que les permitió comparar las huellas dactilares y la foto.

"Una fuente de la policía de ese país informó que el fugitivo pudo estar viviendo en las afueras de Lisboa por 20 años con una identificación falsa", señaló el corresponsal de la BBC.

Por su parte, el FBI, que pidió formalmente el arresto y tramita la extradición de Wright, informó que este caso debe servir de ejemplo de la determinación de la agencia de inteligencia de perseguir a los sospechosos, a pesar del paso del tiempo.

Fuente: BBC Mundo

Comentarios