Deportes
Lunes 09 de Noviembre de 2015

El próximo presidente será quién decida el futuro de Ceballos

Tanto el árbitro y el asistente se encuentran suspendidos por "tiempo indeterminado" y Luis Segura o Marcelo Tinelli tendrán que decidir qué ocurrirá con ellos.

El próximo presidente de la Asociación del Fútbol Argentino, que se conocerá en las elecciones del 3 de diciembre, será el encargado de definir el futuro de Diego Ceballos y Marcelo Aumente tras su polémica actuación en la final de la Copa Argentina.
Tanto el árbitro y el asistente se encuentran suspendidos por "tiempo indeterminado" según informó la AFA y, de acuerdo a lo que dijeron desde Viamonte 1366 a la agencia NA, Luis Segura o Marcelo Tinelli tendrán que decidir qué ocurrirá con ellos en 2016.
En caso de decidir echarlos, deberán ser indemnizados y ya no existe la figura de renovación de contrato anual porque los árbitros, desde hace algunos años, están en "blanco" y no son más monotributistas.
"La AFA tomó la determinación de pararlos a ellos. Hasta que finalice el torneo. Hasta el momento ninguno me ha informado que le den de baja. La información que yo tengo es que hay un malestar, que el partido no salió como todos queremos. Pero en ningún momento me dijeron".
El secretario general de la Asociación Argentina de Árbitros, Federico Beligoy, defendió a Ceballos, uno de sus afiliados en declaraciones a TyC Sports.
"Levanto el buen nombre y honor de Ceballos. Él sabe que se equivocó y lo admitió, pero tuvo la desgracia que ocurrió en un partido donde todo está más visible", manifestó.
Además, Beligoy contó que su colega "está sufriendo mucho y su familia también" y opinó que Ceballos "jamás se hubiera querido equivocar, aunque errores todos cometimos, sólo que éste fue en un encuentro definitorio".
Por último, el secretario de la AAA destacó "las palabras de Javier Pinola que no buscó sacar ninguna ventaja y puso un paño de calma baja ostensiblemente varios cambios de la crítica".
El defensor de Rosario Central declaró que Ceballos se había confundido pero que bajo ningún punto de vista se podía dudar de su honorabilidad.

Comentarios