Política
Martes 24 de Noviembre de 2015

El radicalismo está de estreno con mayoría absoluta en el nuevo Senado de Mendoza

Con el ingreso de 19 legisladores a la Cámara Alta, comenzó un nuevo período de gobierno. En tanto, el Frente para la Victoria asume su rol como oposición.

Por Carina Luz Pérez
perez.carina@diariouno.net.ar
Asumieron los senadores electos el 21 de junio y de este modo, fue estrenado en la Legislatura “el nuevo oficialismo” en manos de Cambia Mendoza.
El trámite fue el de siempre: la Comisión de Peticiones y Poderes de la Cámara Alta revisó los pliegos de los 19 ingresantes, de los cuáles 10 son radicales, 8 peronistas y uno de la izquierda. Los aprobó por unanimidad a todos y el acto de juramento fue el habitual para estos casos, con las variaciones sobre el tipo de juramentos –por Dios, por la Patria, por la UCR, por Ricardo Alfonsín, etc.– las flores, las fotos, los saludos de familiares y los cantitos de apoyo.
Sin embargo, cada gesto de esta sesión preparatoria del Senado estuvo cargada de simbolismos, tras las elecciones presidenciales del domingo.  
Los justicialistas evitaron –como pudieron– dar muchas explicaciones sobre los motivos de la derrota del domingo, y afirmaron que vendrá una etapa de buscar consensos y reflexionar internamente ante los micrófonos. Pero por lo bajo, el gobernador de Mendoza Francisco Pérez fue señalado una y otra vez como el gran culpable. Los radicales desplegaron planes para su entrada en las bancas y en el gobierno. La militancia, afuera con discreta presencia de banderas, bombos y muchas bengalas. 
Y en medio de tanta emotividad desatada por los vaivenes políticos, en el Salón Rojo eran dirimidas dos cuestiones importantes, por lo cual, la sesión preparatoria estuvo muy lenta.
Más de dos horas de demora
La demora para iniciar la sesión en Senadores tuvo dos motivos. Por un lado, se analizó la situación del ex ministro de Hacienda, Juan Gantus, quien este lunes por la mañana presentó la renuncia a su función en el Ejecutivo para asumir como senador, algo que no estaba previsto, ya que él mismo había asegurado que asumiría luego del 10 de diciembre.
Sin embargo, se presentó en el recinto en el mismo momento en que la Comisión de Peticiones analizaba su caso, tras recibir un primer informe del fiscal especial Juan Bancalari sobre la acusación que pesa por negociaciones incompatibles con la función pública.  
Jorge Palero, presidente de la Comisión de Peticiones que revisó su pliego, explicó que Bancalari sólo les informó sobre la acusación, pero sin dar muchos detalles porque existe el secreto de sumario. Además, aclaró que aunque el ex ministro efectivamente estuviera imputado, no es impedimento para asumir su banca en el Senado, ya que el artículo 65 de la Constitución provincial indica: “No podrán ser senadores aquellos que tengan sentencia, aquellos encausados con prisión preventiva efectiva o aquellos que tengan inhabilidad o incapacidad física o moral”.  Y agregó: “Ninguno de los causales se acerca a la situación en que se encuentra el señor Gantus”.
En tanto, el ahora ex ministro de Hacienda indicó que su renuncia fue acordada con el gobernador Pérez y que por estar bajo secreto de sumario su causa, no puede opinar sobre el tema. En cambio, reconoció: “Faltó mucho por hacer, me hubiera gustado hacer más”. Y aseguró: “Me fui del cargo anticipadamente porque me pareció que ya hice todo lo necesario para llegar a la transición”.
El caso Agulles
La segunda razón de la demorada sesión fue el pliego del intendente de Malargüe, Juan Agulles, que debió ser rechazado, ya que si bien presentó su renuncia al Municipio, el Concejo Deliberante no aceptó su dimisión y deberá quedarse en su cargo hasta el 10 de diciembre.
Pero, de todos modos, Agulles se presentó al Senado para jurar por su nuevo cargo y dijo que desconoce que en medio de dichas circunstancias le impedía asumir. 
Se lamentó por la actitud de los concejales, pero expresó no estar sorprendido “porque no aprobaron el Presupuesto, no aprobaron ordenanzas claves”.
Bajo estas novedades conocidas en el recinto de sesiones propiamente dicho, los juramentos continuaron uno a uno, la guerra de cantitos partidarios, los abrazos familiares, todo acompañado por una discreta fiesta radical.
Las nuevas autoridades 
Desde hace varios días, ya estaba definido que Juan Carlos Jalif asumiría como presidente provisional del Senado, mientras que el senador Alejandro Molero sería el titular del bloque radical. 
Ahora, en el justicialismo las cosas están más difíciles, por lo que fue necesario que la sesión pasara a un cuarto intermedio, para darle tiempo al FPV para que debatiera sobre este tema. Según trascendió, Patricia Fadel pasaría a presidir el bloque, mientras que Eduardo Bauzá se quedaría con la vicepresidencia primera del Senado.
►Quórum propio. Con esta nueva conformación, el radicalismo tendrá los números necesarios para imponer las leyes que necesite.

Comentarios