Deportes
Sábado 12 de Noviembre de 2016

El recuerdo de una muerte que sacudió el fútbol mundial

Boca le ganó al Sevilla en un amistoso en el que se homenajeó al fallecido Antonio Puerta. Conocé la historia de aquel joven que pintaba para crack. Video.

Boca Juniors superó al Sevilla de España por 4-3, en un amistoso disputado en el estadio Sánchez Pizjuán, pero el verdadero motivo del partido fue homenajear al fallecido futbolista Antonio Puerta (quien murió en agosto de 2007 siendo una promesa del Sevilla con apenas 22 años).

El 25 de agosto de 2007, en el transcurso del partido entre Sevilla Fútbol Club y Getafe Club de Fútbol, que daba comienzo a la Liga Española, Antonio Puerta, en el minuto 28 de partido, sufrió un desmayo como consecuencia de un paro cardiorrespiratorio.

Ivica Dragutinovic le intentó sacar la lengua, de forma que no se la tragara. Pese a salir por su propio pie del terreno de juego, en los vestuarios volvió a sufrir cinco desmayos más. Fue reanimado gracias a un desfibrilador e ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla, con «ventilación mecánica e inestabilidad hemodinámica».

Fuentes del hospital confirmaron que el jugador sevillista tuvo cinco paros cardiorrespiratorios en esa noche. A la mañana siguiente los médicos dijeron que estaba en situación «muy grave» y que temieron por su vida la noche anterior.

El parte médico emitido por el equipo médico del Hospital Virgen del Rocío que atendió al jugador, señaló en aquel momento que «la situación del paciente, después de 36 horas de ingreso sigue siendo crítica, como consecuencia de los graves trastornos ocasionados por la parada cardíaca, incluyendo sufrimiento cerebral.» La situación se agravaría con el paso de las horas.

Antonio Puerta falleció el 28 de agosto de 2007 a las 14:30 en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) por una encefalopatía postanóxica (falta de nutrientes y oxígeno en el cerebro), causada por el shock cardiógeno en el que se encontraba. El diagnóstico final fue que falleció por una displasia arritmogénica del ventrículo derecho. Iba a ser padre, ya que su novia estaba embarazada de ocho meses, y que dio a luz el 21 de octubre.

La capilla ardiente se instaló en antepalco del estadio del equipo sevillista, el Ramón Sánchez Pizjuán. El entierro se llevó a cabo a las 14:00 horas del 29 de agosto en el cementerio de San Fernando de Sevilla. El Gobierno de España anunció la concesión de la Medalla al Mérito Deportivo con carácter póstumo.

Su muerte unió en duelo a los dos equipos sevillanos, el Sevilla Fútbol Club y el Real Betis Balompié, que también homenajeó al futbolista fallecido. Otros de los equipos españoles que también mostraron su gran apoyo fueron el Real Madrid, F. C. Barcelona, Atlético de Madrid, Real Club Deportivo Español, Málaga Club de Fútbol, Cádiz Club de Fútbol, Córdoba Club de Fútbol, Real Valladolid, Real Zaragoza, Valencia Club de Fútbol, Deportivo de La Coruña, Racing de Santander, Athletic Club, Recreativo de Huelva, Osasuna, Real Mallorca y Real Murcia, que enviaron representantes a su entierro.

Poco después se tenía que celebrar el partido de la Supercopa de Europa entre el Sevilla y el A. C. Milan, en el que los jugadores de ambos equipos saltaron al terreno de juego con el apellido Puerta debajo de sus respectivos dorsales y se le rindieron homenajes por parte de ambos equipos. El milanista Clarence Seedorf tapó su nombre cuando fue sustituido para mostrar únicamente el de Puerta; el campeón, el A. C. Milan, le brindó la Supercopa.

El 13 de mayo de 2008 se jugó un partido amistoso homenajeando a Antonio Puerta que enfrentó al Sevilla F. C. contra una selección mundial formada por Iker Casillas, Sergio Ramos, Raúl, Eto'o, Thierry Henry, Drogba, Eboue y Adebayor. El partido, bajo el título de Champions for Africa, también sirvió para recaudar fondos para la «Ciudad de los niños de Malí» con la colaboración de Unicef.[cita requerida]).

El Sevilla anunció su intención de retirar el dorsal número 16, que portaba Puerta, hasta que su hijo cumpliera los dieciocho años, pero según una norma de la Real Federación Española de Fútbol y de la LFP, no pudo ser retirado y debe llevarlo otro jugador. El canterano David Prieto sería el encargado de llevar el dorsal número 16.

Puerta


Comentarios