Viernes 06 de Enero de 2017

El "regalito" nacional a Buenos Aires repercutió un poquito en Mendoza

La senadora peronista Anabel Fernández exigió al gobernador Cornejo que "al menos se queje" por el "regalo" al gobierno bonaerense.

El dadivoso regalo de Reyes Magos de $25.000 millones que recibirá la gobernadora de Buenos Aires María Eugenia Vidal de manos del presidente Mauricio Macri no sólo disparó el encono de otros gobernadores que reclamaron el mismo trato, sino que ya se sumaron algunos legisladores de la oposición.

Por Mendoza levantó la voz la senadora kirchnerista Anabel Fernández Sagasti, quien contrastó que a Mendoza el Gobierno nacional sólo le dio $1.400 millones...y a modo de préstamo. Recogiendo el guante, el ministro de Hacienda, Martín Kerchner, le recordó que ese dinero es parte de la deuda que contrajo el gobierno de Paco Pérez: "Es para terminar de pagar la fiesta del gobierno anterior", retrucó.

Si bien tanto desde el Gobierno nacional como el bonaerense explicaron que los $25.000 millones que recibirán las arcas de Vidal son para paliar el déficit estructural que tiene esa provincia y para pagarle deuda a la Nación, el sólo trascendido indignó a varios gobernadores: los de Chubut, Río Negro y Santa Cruz ya se quejaron públicamente de la decisión y criticaron la falta de federalismo de Macri (ver aparte).

"A nosotros no nos parece serio opinar de algo que no se ha publicado. Cuando veamos el decreto, emitiremos opinión", se excusó el ministro de Hacienda, Martín Kerchner, quien sin embargo sí se permitió responderle a la senadora Sagasti, que eligió Twitter para pedirle al gobernador Alfredo Cornejo que "al menos se quejara" por la diferencia de ayuda recibida de la Nación.

"Hay que recordarle a la legisladora que los $1.400 millones que nos da el Banco Nación es parte del préstamo de $5.800 millones que pidió (Francisco) Pérez cuando no podía terminar de pagar sueldos. La diferencia es que en vez de usarlos para terminar de pagar la fiesta del PJ, vamos a destinar ese dinero a obra pública", detalló Kerchner.

El ministro de Cornejo recordó también que en diciembre pasado la Nación le financió a Mendoza una deuda de coparticipación de $900 millones de un adelanto que había otorgado a principios de 2016: "Estaba en todo su derecho de reclamarlo y nos permitió devolverlo en 4 años", puntualizó Kerchner.

"No lo vi a Cornejo reclamar"
La senadora Fernández Sagasti, en diálogo con Diario UNO, resaltó: "Sólo pedimos que el gobernador se levante para defender los intereses de Mendoza, que tiene déficit como Buenos Aires. Ningún presidente otorgó un préstamo así, sin reembolso, a ninguna provincia. Hay que recordar que el año pasado le aumentaron la coparticipación a Buenos Aires y además este es un año electoral".

Gobernadores molestos por los fondos para Vidal
El primer mandatario provincial en recoger el guante cuando trascendió la noticia de los fondos que recibiría la gobernadora Vidal fue el chubutense Mario Das Neves. "Va a generar un descalabro, porque hay muchas provincias que tienen problemas", disparó el sureño, y no dudó en vincular la decisión de dar los $25.000 millones a Buenos Aires con el año electoral.

Su par de Río Negro, Alberto Weretilneck, exigió el mismo gesto para con el resto de las provincias y recordó que su provincia mantiene con el Estado nacional una deuda de entre $3.800 millones y $4.000 millones, y consideró que "si 10.000 millones de los 25.000 que le darán a Buenos Aires es para condonación de deuda", entonces eso los "habilita" a ellos y al resto de las provincias de pedir "el mismo trato".

Alicia Kirchner, gobernadora de Santa Cruz, se preguntó: "¿El federalismo dónde está?" y agregó: "Yo quiero un país federal, un país con la mirada hacia todas las provincias. Hacia el interior profundo y hacia la periferia de la Patria".

"La distribución de los recursos en la Argentina es totalmente injusta... La provincia que menos recibe per cápita es Buenos Aires, pero la segunda, es Mendoza" (Alfredo Cornejo, gobernador).

Comentarios