Más noticias
Jueves 01 de Diciembre de 2011

El rehén fue liberado y se desactivó el conflicto en el complejo San Felipe

Un grupo de internos del pabellón 5 B del penal San Felipe tomó cautivo a un carcelero en un cambio de recreos. San Felipe está detrás de la cárcel de Boulogne Sur Mer. Lo soltaron pasadas las 15. Galería de fotos. ►"Estas son épocas difíciles en el penal", dijo el director, Sebastián Samiento ►El complejo San Felipe: está en Plantamura y San Felipe, aloja 557 presos y fue inaugurado en 2006 En setiembre hubo otro conflicto similar en el mismo lugar, también con penitenciarios de rehenes

Un grupo de internos del pabellón de jóvenes adultos del penal de San Felipe, en la Penitenciaría de Boulogne Sur Mer, tomaron de rehén a un guardiacárcel cuando hacían el recambio de recreo con otros internos en la mañana de este jueves. Los revoltosos pidieron mayores beneficios en su condena y una mejor atención médica, según resumió Eduardo Orellana, director del Servicio Penitenciario Provincial. Pasadas las 15 lo liberaron y las autoridades dieron por terminado el conflicto.

Sebastián Sarmiento, director del penal, se mostró satisfecho por el desenlace de la revuelta, que había comenzado alrededor de las 11.30 en el pabellón 5 B, donde conviven 45 reos en aislamiento por la gravedad de los delitos cometidos. Los internos que originaron el conflicto y que conviven en ese pabellón tienen entre 25 y 30 años.

Los revoltosos aprovecharon el recambio de recreo, cuando un solo penitenciario encerraba a un grupo para que otro saliera al patio, y bajo amenazas con un chuzas y palos tomaron como rehén al guardiacárcel Cristian García (32) quien lleva siete meses en funciones.

"Un efectivo tiene que hacer el encierro de 45 internos y frente a eso se encuentra a una situación de vulnerabilidad muy grande pero sabe cuál es su función y los riesgos. Si eran tres efectivos eran tres rehenes por eso se trabaja así", explicó Sarmiento.

Pasadas las 14, Orellana fue el primero en hablar con la prensa y dijo que los internos elevaron un petitorio a las autoridades en el que reclamaron "una mejor atención médica y de recreación y que se aceleren los beneficios de la pena". El funcionario fue tajante respecto de conceder beneficios o hacer caso a alguno de los pedidos de los revoltosos: "Cuando liberen al rehén nos sentaremos a hablar con ellos, antes no".

Después de 5 horas de conflicto, pasadas las 15 Sarmiento dijo que las autoridades penitenciarias deberán evaluar qué cosas se les conceden de las que solicitaron y se comprometieron entrevistarán a cada uno de los internos de ese pabellón para saber específicamente quienes fueron los que actuaron activamente.

El funcionario dijo que "podemos asegurar que el efectivo que fue tomado de rehén está en buenas condiciones, y que los internos no le hicieron ningún tipo de daño". Además sostuvo que entre los pedidos los reos también reclamaron por "el trato que pudiera haber tenido un penitenciario hacia ellos. No es un caso de maltrato sino de poca atención a sus reclamos y que no le daba vía a algunas peticiones".

Sarmiento agregó que luego de darle asistencia psicológica al agente penitenciario y luego se evaluará si es conveniente que sea trasladado a otra unidad penitenciaria.

Este miércoles, tras hallar muerto a un interno -supuestamente se suicidó- en un celda del penal de Boulogne Sur Mer, el director del Servicio Penitenciario, Sebastián Sarmiento, señaló a este portal: "Estas son épocas muy difíciles en la cárcel, por las fiestas, porque se acerca la feria judicial, y los internos se ponen nerviosos por los familiares".

Cómo es el complejo San Felipe

El Complejo Penitenciario II San Felipe se encuentra ubicado en la intersección de las calles Plantamura y San Felipe de la Ciudad de Mendoza, fue inaugurado en el año 2006, como uno de los principios de expansión del Sistema Penitenciario de la Provincia de Mendoza.

En la actualidad el mismo cuenta con una población penal de 557 internos, los que se clasifican en adultos transitando en el régimen progresivo de la pena, en su mayoría, y jóvenes adultos -de entre 18 a 21 años-, los que reciben un régimen de tratamiento diferenciado acorde a su edad.

Producción periodística: Soledad Segade

Comentarios