San Rafael
Lunes 18 de Abril de 2016

El relato de un sanrafaelino que estuvo en la fiesta electrónica donde murieron los jóvenes

Fue con su novia. Destacó que no hubo controles y que "una botella de agua se llegó a vender a $100". 

Fausto Frigolé (28) y su novia quedaron horrorizados cuando se enteraron de la muerte de 5 jóvenes durante la fiesta electrónica en Costa Salguero a la que habían asistido.
Es que el joven, de vacaciones, viajó a Buenos Aires y junto a su novia fueron a la fiesta que se organizó en ese lugar ubicado en la Costanera Norte en inmediaciones del aeroparque metropolitano. 
Llegaron a la medianoche y apenas iban a ingresar se dieron cuenta que la noche no iba a ser tranquila. "No había muchos controles y entramos como ganado, nadie hizo un cacheo", recordó el joven en diálogo telefónico con el programa "Bonita Mañana" de Canal 6. 
Acostumbrado a este tipo de eventos similares a la famosa fiesta "Creamfield" o a grandes recitales, Fausto notó que "la organización era muy deficiente". Apenas entramos una botella de agua costaba $40 pero hacia el final de la fiesta llegó a valer unos $100", dijo asombrado y agregó que "a las 3 se acabó el contenido de los bidones gratuitos".
Respecto al ofrecimiento de drogas no negó que haya visto cómo algunos "dealers" ofrecían pastillas, marihuana y otras sustancias que dijo desconocer. "El precio creo que era de $400 a $500 la pastilla", recordó, y agregó que "en este tipo de fiestas electrónicas es muy comun la venta de estas drogas sintéticas que provocan el agite en los jóvenes". 
Pero lo que realmente le llamó la atención fue "que vimos jóvenes con convulsiones y la atención médica tardó más de 15 minutos". Sin embargo reconoció que "nunca imaginamos ese final porque recién al volver de la fiesta nos enteramos del trágico desenlace". 
Es que allegados y familiares de ambos, preocupados por las noticias que llegaban de Buenos Aires, los llamaron y fue en ese momento que Fausto y su novia ingresaron a los portales de noticias donde confirmaron la tragedia. 
"Al enterarnos nos asustamos mucho", mencionó y señaló que "seguramente les vendieron algo que no estaba en buen estado". Lo cierto es que el joven dijo que "lo que sucedió escapa de la normalidad porque he ido a muchas fiestas similares y nunca con semejante final". 

Comentarios