Zona sur
Sábado 11 de Junio de 2016

El sector empresario quiere sumarse al proyecto del Multiespacio Cultural en Faraón

Desde el sector empresarial sostienen que es necesario que el Estado y los privados trabajen unidos para que el proyecto se desarrolle en plenitud.

Un lugar que pueda unir la historia, la cultura, la educación, los eventos sociales y artísticos, la riqueza patrimonial y natural, la vitivinicultura y el turismo, es la concepción que sustenta el megaproyecto de recuperación de la emblemática bodega Faraón. Establecimiento que adquirió la comuna alvearense a mediados de abril en un remate.
El Multiespacio cultural está diseñado con el propósito de “reinventar” a Alvear entregando una visión distinta en cuanto a posibilidades de desarrollo.
En esa mirada, el intendente Walther Marcolini convocó “al sector privado” para que se una al Estado para desarrollar y explotar las virtudes del Multiespacio.
La intención del jefe comunal es que el municipio participe en la explotación de Faraón a través de la empresa mixta alvearense EMIXA (sociedad creada en la actual gestión con participación estatal mayoritaria) y los operadores privados.
“Debemos inventarnos turísticamente, creando una gran industria cultural que sea un atractivo para la actividad turística y así hacer que Alvear se desarrolle. Para ello es preciso integrar al sector privado con el público en pos de un mismo objetivo y dejar después que los privados lo lleven adelante”, dijo el intendente Marcolini.
El guiño hacia al sector empresarial fue muy bien recibido y como un imán atrajo la predisposición de los privados para sumarse a la iniciativa.
“La la bodega fue un emblema de Alvear porque nos conocieron en el mundo gracias a la vitivinicultura, los libros de enología todavía hablan de lo que hizo don Víctor Cremaschi, por eso este es un proyecto muy bueno que presenta otra perspectiva de desarrollo para el departamento pero es necesario que todos los sectores estén comprometidos para llevarlo adelante y no solo eso sino que los privados junto al Estado para administrarlo”, opinó Alberto Larrégola presidente de la Cámara de Comercio local.
Con una honestidad brutal, el dirigente no dudó en aclarar que “es buena la unión de las dos partes para mantener un sano equilibrio que haga funcionar el proyecto porque hay veces en que el privado donde necesita 5 coloca a 4 mientras que el Estado donde hacen falta 5 personas pone a 10”. 
Desde el sector turístico también están dispuestos a sumarse a la convocatoria pensando en “generar un polo de atracción  y de actividades de todo tipo teniendo como emblema el establecimiento. Porque cuando hay ganas todo proyecto por más faraónico que se presente, es realizable. Tenemos muchas bondades que debemos saber canalizarlas y explotarlas, esta puede ser una y muy importante”, sostuvo Ricardo Bistolfi, presidente de la Cámara de Turismo.

Comentarios