San Rafael
Lunes 16 de Mayo de 2016

El Senado reconoció a la sanrafaelina que a los 75 años se recibió en la universidad

Delia Rozas recibió el diploma de la Cámara de Senadores de Mendoza por su esfuerzo para obtener la Licenciatura en Trabajo Social en la UNCuyo después de dedicar su vida a sus 9 hijos. Una historia y ejemplo a imitar.

La Cámara de Senadores de Mendoza reconoció este lunes a la mañana a Delia Rozas, la sanrafaelina que en 2015 a los 75 años se recibió de Licenciada en Trabajo Social en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional de Cuyo, cuya historia fue reflejada en noviembre pasado por UNO San Rafael.
La senadora Norma Corsino, autora del proyecto para reconocer a Delia, manifestó que “como profesora y senadora tener la responsabilidad hoy de reconocer a esta persona es un orgullo ya que siendo ama de casa, madre, esposa no dejó que la detuviera y siempre fue fiel a sus sueños”.
Además, dijo que “esta valiente mujer debe ser un ejemplo a seguir y un orgullo para el centro universitario y deseo que con su título en mano, logre trabajar de acuerdo a sus convicciones por los jóvenes de nuestra provincia”.
Del acto participaron también la decana de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, Claudia García; la directora de la tesis que presentó Delia para recibirse, Lorena Montes; y la profesora de tercer año de la carrera de Trabajo Social, Liliana Grissi.
Según indicó el área de prensa del Senado, la profesora Montes sostuvo: “Es bueno que se tenga en cuenta a los ciudadanos y ciudadanas de nuestra provincia. En lo personal es un honor muy grande compartir con vos (Delia) este momento”.
La historia de vida de Delia
Delia Rozas es una mujer fuerte y valiente que con sus 75 años de edad, y luego de 13 años de caminar los pasillos de la Facultad de Ciencias Polí­ticas y Sociales de la UNCuyo, presentó finalmente su tesis y se convirtió en Licenciada en Trabajo Social.
Logró un promedio de 8.40 y sólo fue desaprobada tres veces en primer año, lo cual atribuye a su inexperiencia en el ámbito académico.
Delia es oriunda de La Llave y siempre le gustó estudiar. Pese a que su sueño era ser maestra no pudo concretarlo y sólo terminó la primaria en la escuela “Saturnino de la Reta de la Llave”. Una maestra en sexto grado le ofreció llevarla a vivir con ella para que siguiera estudiando, pero su mamá no lo permitió.
A los 13 años de edad Delia empezó a trabajar en una fábrica quien luego de unos años se casó y tuvo 9 hijos. Durante esta etapa, se dedicó a criar a sus hijos, a realizar los quehaceres domésticos y a trabajar en un comercio de la familia.
Al transcurrir el tiempo, con 55 años, Delia comenzó la secundaria en un CENS, donde logró ser primera escolta. A los 62 comenzó a estudiar la Licenciatura Trabajo Social porque siempre tuvo interés por cuestiones sociales, y además ya tenía una hija recibida y otra cursando la misma carrera.
Primero viajaba en colectivo desde San Rafael a la capital y después se mudó a Las Heras con su marido para tener más cerca la universidad. Tuvo que sortear varios obstáculos.
Delia no pensó ni un momento quedarse con el título colgado en la pared, por lo que quiere brindar talleres en las escuelas secundarias.
“Mi tesis, ‘El trabajo social y la construcción de ciudadanía emancipada en el nivel secundario’, tal su tí­tulo, apunta a ello. Mi idea es dar talleres en las escuelas, es lo más adecuado para mi edad”, indicó Delia.

Comentarios