Economía
Jueves 31 de Marzo de 2016

El Senado sancionó la ley que avala el acuerdo con los fondos buitre

Reendeudamiento. La nueva norma permite pagar a los holdouts. Deroga las leyes cerrojo y pago soberano. Facilita el plan del gobierno para volver a tomar deuda.

El Senado convirtió en ley el proyecto que habilita el pago a los fondos buitres. La norma fue aprobada en general cerca de la una de la mañana por 54 votos a favor y 16 en contra.
    La sesión comenzó a las 11.50 y se preveía que la votación se realizara pasada la medianoche. El debate tuvo como eje central de los argumentos a favor la  existencia de una sentencia judicial firme en contra de la postura  Argentina y la necesidad de volver a los mercados internacionales  de crédito para financiar obras.
    En tanto, los senadores que se pronunciaron en contra pusieron el énfasis en la hipótesis de que el gobierno podría haber seguido negociando para lograr mejores condiciones y en el rechazo a un nuevo endeudamiento externo.
   El radical Julio Cobos abrió el debate como miembro informante  del oficialismo y señaló que la necesidad de aprobar el acuerdo se  basa principalmente en que el litigio con los fondos buitre llevó al establecimiento de medidas cautelares que le impiden a la  Argentina pagar a los bonistas que entraron en los canjes de 2005 y 2010.
    La santacruceña María Ester Labado, del PJ-FPV, defendió su dictamen de minoría en rechazo al acuerdo con los fondos buitre: “En lugar de estar acordando con ellos los deberíamos estar denunciando, porque son usureros, hacen  terrorismo financiero”, afirmó.╠
    El salteño Rodolfo Urtubey habló como miembro informante de los senadores del PJ-FPV que votaron a favor del  proyecto y subrayó que existen “razones políticas” para acompañar la ley. “Néstor Kirchner dijo que los muertos no pagan, con esa crudeza  quería decir que en 2003 la Argentina no podía pagar. Tengo que decir, y en honor a lo que fue nuestro gobierno, que la Argentina en 2016 no está muerta, puede pagar”, agregó.
    En los discursos hubo una postura intermedia planteada por los puntanos del Interbloque Federal Adolfo Rodríguez Saá y Liliana  Negre de Alonso, quienes pidieron modificar el proyecto para  “incluir un artículo” que establezca que “las entidades públicas no pueden emitir deuda ni ceder jurisdicción” sin la autorización del Congreso.
   La abultada mayoría a favor del proyecto fue producto de que más de la mitad de los 42 senadores que integran el bloque PJ-FPV,  presidido por Miguel Ángel Pichetto, votaron en consonancia con el  pedido de los gobernadores que respaldaron la iniciativa.
    El oficialismo sumó a sus 15 votos propios los de Jaime Linares (GEN), los tres senadores del  interbloque UNA, la salteña Cristina Fiore, el Interbloque Federal  y la veintena del PJ-FPV.
    El proyecto ratifica el acuerdo  que selló el gobierno de MMacri con los buitres.  Autoriza al Poder Ejecutivo a pagar 11.684  millones de dólares en efectivo para cerrar el litigio, que se  recaudaran mediante la colocación de bonos por 12.500 millones de  dólares con el fin de que el excedente pueda cubrir a los bonistas  que todavía no entraron en el acuerdo (verr aparte).

Claves de la ley: emitir bonos para pagar cash

La ley aprobada ayer por el Senado avala el acuerdo al que llegó el gobierno nacional con los fondos buitre y los holdouts que litigaron ante el juez Thomas Griesa por el pago de bonos defaulteados en 2001. Ese pacto obliga a la Argentina a pagar en efectivo a los holdouts el 14 de abril, a derogar dos leyes del Congreso que impiden ese pago y la emisión de bonos por unos 12.500 mil millones de dólares para pagar a los acreedores que no entraron a los canjes de 2005 y 2010.
    A cambio de levantar las medidas cautelares que él impuso para impedir el cobro de los servicios de deuda (unos 3 mil millones de dólares acumulados) por parte de los acreedores que aceptaron los canjes, Griesa exigió a la Argentina derogar las leyes cerrojo y de pago soberano, aprobadas por el Congreso en 2014 cuando arreciaba la disputa con los fondos buitres.
    La ley cerrojo prohibía al Estado nacional ofrecer un canje de bonos en default en mejores condiciones que la reestructuración de 2005 y 2010 (65% de quita sobre el monto total). La de pago soberano permitía cambiar al Bank of New York Mellon (Bony) como agente fiduciario.
    La nueva norma también establece que el Estado emitirá bonos para pagar el acuerdo con los holdouts que, entre los fondos buitre y resto de los “me too”.
    A instancias de Diputados se incorporaron a la iniciativa un tope para el endeudamiento y una cláusula que impide el pago del acuerdo hasta tanto la Justicia neoyorquina no deje en firme el levantamiento de las cautelares.
    También obligaron a exigir a los tenedores que deseen participar de cualquier operación de cancelación deberán renunciar a todos los derechos que les correspondan en virtud de los referidos títulos y liberar a la Argentina de cualquier acción judicial.
    El pago de comisiones a los bancos que participarán de la operatoria no podrá superar el 0,20%, de acuerdo al texto de la ley sancionada ayer.

Santafesinos, con voz y voto divididos en el recinto

La representación santafesina votó dividida en la sesión en que se aprobó el proyecto de ley que habilita el pago a los fondos buitre. Los senadores Carlos Reutemann y Omar Perotti aprobaron la iniciativa, mientras que María de los Angeles Sacnun se expresó negativamente.
    En el debate, Perotti defendió su voto reivindicando que “terminar con el proceso de desendeudamiento de la Argentina” fue parte de la campaña electoral presidencial del Frente para la Victoria.
    “Sentíamos que podíamos negociar mejor pero también entendemos que esta etapa hay que cerrarla”, expresó. Y agregó: “Apoyamos para cerrar, pero apoyamos más aún que el Congreso recupere sus facultades y eso requiere de dos caminoss”.
    El senador consideró, al referirse a la reestructuración de la deuda, que “se construyó el 93% del puente y falta el 7%, pero si no se cubre ese tramo, lo anterior no sirve”.
    Reutemann justificó su acompañamiento al proyecto oficialista, al asegurar que “el país debe dejar de ser un incumplidor serial, para regresar al mundo, para recuperar confiabilidad”.
    Opinó que es necesario “cerrar este triste capítulo de la historia” permitirá que regresen al país “las corrientes inversoras que, junto al capital nacional, harán que se recupere la senda del crecimiento”.
    Sacnun expresó su rechazo al proyecto durante una entrevista reciente con La Capital.
    “Si aprobamos el pago a los buitres reiniciamos un ciclo de endeudamiento que no irá destinado a infraestructura ni a desarrollo”, señaló.
    “Sería además ceder soberanía, generar un precedente negativo en el orden internacional y abandonar un camino serio y comprometido que cuestionaba al capital financiero internacional, que pone en riesgo los derechos humanos, sociales y económicos de pueblos completos”, dijo la senadora del Frente para la Victoria.

 

Comentarios