Deportes
Miércoles 15 de Julio de 2015

El sincericidio de Aimar

El enganche dejó entrever la posibilidad de retirarse por no estar en plenitud física. En la previa del choque ante Guaraní dijo que "no me alcanza para jugar en River".

El enganche Pablo Aimar dejó entrever la posibilidad de no jugar más al fútbol por no estar en su plenitud física, en la previa del partido ante Guaraní de Paraguay, en el estadio Monumental de Núñez, encuentro de ida por una de las semifinales de la Copa Libertadores de América de fútbol, y aclaró que no tiene ningún problema con el entrenador Marcelo Gallardo.
"No conozco a ningún técnico que quiera perder, todos ponen a los que creen que los van a hacer ganar. A mí no me alcanza, así como estoy, para jugar en la Primera de River y él (por Gallardo) vio lo mismo", sostuvo Aimar en la transmisión de "El Superclásico", que se emite por radio Belgrano AM 950.
"No quise un trato especial y me parece muy bien no tenerlo. Que entren cinco jugadores de seis en una lista y yo ser el sexto es una clara señal de que es tiempo de hacer otra cosa", agregó el mediocampista cordobés de 35 años.
Y continuó: "Es mejor no jugar 20 minutos y quitarle esa posibilidad a algún joven que los necesite para hacer su camino", sentenció El Payaso.
Aimar, que debutó en la Primera de River el 11 de agosto de 1996, regresó al club de Núñez el 4 de enero, en condición libre procedente de Johor Darul Takzim FC de Malasia. 
El cordobés, que fue operado el 12 de febrero de 2015 de su tobillo derecho, estuvo casi cuatro meses inactivo y volvió a jugar poco más de 15 minutos el 31 de mayo en el triunfo de River sobre Rosario Central, de local, por 2-0, correspondiente a la 14ta. fecha del torneo de Primera División. Y ese pudo haber sido el adiós de Aimar, uno de los últimos ídolos de la entidad millonaria.

Comentarios