Economía
Lunes 06 de Junio de 2016

El tarifazo al paciente argentino

Opinión sobre el tema económico del momento que teoriza sobre motivos y modos del gobierno en esta brusca “apertura a la realidad”

Hacía falta actualizar las tarifas. Sí. Lo que por estos días carcome la mente y los bolsillos es el cómo. Más de una década de una política energética de tarifas congeladas y escasa inversión llevaron a este momento, donde al abrirle la puerta a la realidad ésta nos pegó una trompada de nocaut. ¿En vez de una trompada podría haber sido un cachetón ahora y otros más tarde? Puede ser.
A modo de respuesta al interrogante, la lectura siguiente es que el año que viene hay elecciones y el gobierno nacional, cual médico cirujano, está apresurado en parar la hemorragia de las heridas, suturar y mostrar para esa época un paciente con mejor semblante y que pueda, al menos, caminar con muletas. Sí, el paciente somos usted, yo, todos, es el país.
El gobierno nacional finalmente el jueves se corrigió en parte y puso topes de aumentos (400% para usuarios domiciliarios). Queda flotando la sensación de que hasta para la propia realidad la actitud inicial del gobierno pareció violenta, demasiado “shock”. En nuestra zona llegaron aumentos de hasta 1.800 por ciento. Una irracionalidad por donde se lo mire.
Nos asustamos todos cuando luego de un rechazo inicial a una acción judicial de la ONG Protectora de parte del juez federal de San Rafael, Eduardo Puigdéngolas, una jueza en el Norte aceptó un recurso similar (no igual) y frenó el tarifazo con un tope de aumento del 80 por ciento. Luego no supo explicar muy bien qué pasaba con los que pagaron, con los que no, etc. Y ahora, tras el nuevo tope impuesto por el gobierno, el de la jueza parece escaso.
En todo caso, eso ocurre en el Norte, acá tenemos otra resolución judicial que emitió el martes pasado Puigdéngolas y que claramente obliga a Ecogas a refacturar el período en cuestión con la tarifa vigente el 1 de abril. Es por seis meses, sin tope ni nada raro. Por más que se hable (y se mal informe por allí) la medida es clara. Ahora no queda más que aguantar el post operatorio. Por tantos años de no haber ido al médico.
Javier Martín
martin.javier@diariouno.net.ar

Comentarios