Economía
Domingo 29 de Mayo de 2016

El tarifazo en el gas y la electricidad pone en jaque a las agroindustrias alvearenses

La pulpera Fénix abonó más de $2.500.000 en dos facturas de gas. En electricidad el incremento es del 462%.  Aunque sus directivos preveían la situación, se vieron desbordados y analizan cómo seguir produciendo.  

El incremento en los servicios públicos como la electricidad y el gas no sólo puso en jaque a miles de familias mendocinas que por estos días exprimen al máximo la imaginación para buscar la forma de llegar a fin de mes, sino que las empresas agroindustriales vieron modificados con creces sus esquemas de costos.
Una empresa electrointesiva como el frigorífico cooperativo, Friofrut, pasó de abonar $250.000 a $700.000. La energía eléctrica representa el 72% del costo operativo que tiene el frigorífico alveareanse.
La pulpera Fénix corre la misma suerte. En cuanto a la electricidad, el incremento tarifario que deben enfrentar es del 462%. Pero el gas es lo que más los alarma, porque compran en boca de pozo y la tarifa está dolarizada. La firma que exporta desde Alvear a más de 30 países en los cinco continentes abonó por el consumo de gas natural $1.595.000 en marzo y los primeros días de mayo, a poco de concluir la temporada, canceló una boleta por $1.062.000. A esos costos deben sumarle el gasto de transporte.
"Sabíamos que vendrían aumentos porque tarde o temprano debían actualizar el esquema de tarifas y algunas proyecciones hicimos para resguardarnos pero nunca imaginamos que iban a ser de esta magnitud", dijo Germán Perón, presidente de Fénix.
El combo de variables económicas negativas se complementa con la fuerte carga impositiva que coloca en franca desventaja a la producción nacional en los mercados mundiales frente a un competidor directo como es Chile, y allí está enfocada otra de las principales preocupaciones del empresario.
Los números son elocuentes. Una tonelada de pulpa que Fénix exporta a Estados Unidos a 845 dólares, después de sortear todo el esquema arancelario nacional llega a los puertos del país del Norte a 1.125 dólares. En cambio una tonelada del mismo producto pero comercializada por una firma chilena se ofrece a 980 dólares (135 dólares más cara que la producida en Argentina) pero al sumarle los aranceles al comprador estadounidense le queda en 1.080 dólares (45 dólares más económica).
"Es increíble pero Chile, nuestro competidor directo, vende más caro pero al tener menores costos principalmente por la menor carga impositiva termina siendo más barato que nosotros", sostuvo Perón.
El incremento en las tarifas terminó por desencadenar una pregunta que preocupa en demasía: ¿qué vamos a hacer la temporada que viene?
Lo que intenta hacer el presidente del directorio de Fénix poniendo de relieve la problemática "es abrir el paraguas con tiempo: tenemos varios meses para trabajar el tema para no llegar a diciembre y empezar a ver qué se hace, sobre todo cuando se hable de precios y de comprar fruta", enfatizó.
Modificar el esquema
Según Perón, no se trata de otorgar un subsidio para bajar la tarifa o modificar el tipo de cambio: la problemática es más compleja y sostiene que se debe trabajar en un esquema integral para no perder competitividad por los altos costos operativos.
"Si el dólar estuviera a $20... Pero no se trata de eso, no podemos seguir corriendo detrás del dólar. Además aumentaría todo lo demás y seguimos en la misma situación. Acá hay que buscar una solución integral porque lo que está en juego son las economías regionales. Sabemos que no aportamos a las arcas nacionales como la soja pero las economías regionales generan mucha más mano de obra", puntualizó.
"Así es imposible"
La pulpera bajará sus persianas el miércoles 31 de mayo y si bien reconocen que podrían continuar procesando fruta 20 días más, el costo energético es tan abultado que "no conviene hacerlo".
"La energía eléctrica se contrata por un trimestre, por eso es imposible extendernos más allá del 31 de mayo con la planta en producción porque tenemos que contratar la electricidad por 90 días cuando vamos a estar tres semanas elaborando. Y más cuando viene con un 462% de incremento", afirmó Germán Perón en conversación con Diario UNO.
En temporada
Fénix emplea a 150 personas y son 50 los empleados fijos todo el año. Esta temporada procesó 45 millones de kilos de fruta.
Dinero
Son 3.000.000 de pesos los que desembolsa la pulpera cada mes durante la temporada para afrontar el pago de salarios.
Por Gonzalo Villatoro

Comentarios