Espectáculos
Domingo 04 de Diciembre de 2011

“El teatro Independencia, al poder”, una de las premisas de la mujer al frente de Cultura

La sanrafaelina Marizul Ibáñez comandará el Ministerio de Cultura durante la gestión de Paco Pérez. La impronta que la funcionaria quiere darle a su ministerio.

Fernando Toledo
fgtoledo@diariouno.net.ar

Representa, sin dudas, una de las grandes sorpresas del gabinete que ayer presentó oficialmente el gobiernador electo Francisco Paco Pérez. Marizul Ibáñez, la futura ministra de Cultura, rompió todos los pronósticos de aquellos que barajaban nombres varios para encabezar esa cartera, que toma un relieve distinto al alcanzar rango ministerial.

Tras la primicia que diera ayer Diario UNO en su página 3, adelantando la oficialización que hiciera Paco Pérez de su nombre, Marizul Ibáñez habló con Escenario & tendencias de los desafíos que pretende sortear en su nuevo puesto, de lo que representa para ella estrenarse como funcionaria y de cuál es la impronta que quiere darle a su ministerio.

“La verdad, me estoy estrenando esta cuestión. Jamás en mi vida habría imaginado ocupar un puesto así”, dijo, en confianza ayer, Marizul, a minutos de su oficialización como ministra de Cultura. “Además –contó, para ejemplificar lo poco que alguna vez se imaginó como funcionaria–, yo vengo del mundo artístico, así que menos podría haber sospechado llegar hasta aquí”.

Sin embargo, para la pianista y puestista, su trabajo en los últimos años fue un verdadero “preludio” (para ponerlo en términos musicales) para acabar en esta función, dado que como empleada de planta del Gobierno, estuvo destinada al teatro Independencia, de donde dice haber armado un tándem interesante con Fabricio Centorbi (director de la sala y nombrado subsecretario de Cultura), que terminó en esta designación.

“Después de un trabajo de cuatro años con Fabricio se fue decantando esta posibilidad. Fabricio fue el que me propuso para este puesto, y luego Paco Pérez lo aprobó. Creo que vieron que mi perfil venía bien para la situación actual de Cultura, vengo de trabajar desde siempre con lo artístico, vengo de la Universidad, y parece que combino varias cosas”, explicó.

Y a la hora de adelantar cuál será la política a implementar en su ministerio, Marizul (quien es licenciada en piano y régisseur de ópera) eligió justamente una frase relacionada con la sala mayor de los mendocinos: “Será ‘el Independencia, al poder’. Quiero decir que esta idea resume un poco lo que ha pasado hasta llegar a esta designación, pero también lo que será la marca para este ministerio. Lo que quiero es volver la mirada atenta a los artistas que tenemos en Mendoza y darles la posibilidad para que mejoren, llevarlos al país y a otros países. Tenemos artistas de nivel internacional y tienen que conocerse”.

–¿Qué representa el hecho de hacerse cargo de Cultura en el momento en que por fin tiene rango ministerial autónomo?
–Me da muchísimas esperanzas el hecho de que hayan designado un ministerio para Cultura. El gobernador demostró con hechos lo que había predicado: que le importa la cultura. Así que tomó esta medida, por lo cual da mucha ilusión y esperanza esta actitud. El ministerio nos va a permitir mayor independencia nos coloca en otra situación, incluso desde el presupuesto....

–¿Hay algunos proyectos que puedan adelantarse de lo su gestión?
–Yo hablaría más bien de programas antes que de hechos concretos. Pero hay un programa para contar con una Comedia Provincial, otro de un Ballet Provincial y, por qué no, para tener un equipo para una ópera. Sí vamos a hacer todo de manera más organizada. La sociedad mendocina ha dado muestras de su necesidad cultural, desde lo que sale de las raíces, hasta lo más complejo. Vamos a ofrecer, sin dudas, un proyecto muy inclusivo. Vamos a barajar y dar de nuevo.

–¿Tiene nombres para su gabinete además del de Centorbi?
– Todavía no está el gabinete. Hay ideas, pero no concreciones.
 

Comentarios