Deportes
Jueves 01 de Septiembre de 2011

El Tomba a un paso de la clasificación

Seguramente que en Godoy Cruz durará la bronca y la impotencia del empate sobre el final, que privó al Tomba de llevarse una victoria del Gran Buenos Aires. Pero si el análisis se hace de manera fría y con más calma, quedará claro que la conclusión de esta primera incursión en la Copa Sudamericana es altamente positiva.

En cuanto al resultado, el Expreso cumplió con su propósito y lo hizo con creces. La idea de antemano era salir bien parado de estos primeros 90 minutos, y en lo posible convertir al menos un gol en condición de visitante.

Godoy Cruz consiguió una igualdad en dos tantos que lo dejan con un pie en la próxima instancia de la copa. Ganando en el Malvinas Argentinas y hasta empatando 1 a 1, el conjunto de Jorge Da Silva estará en la tercera fase de la Sudamericana.

Más allá de esto, las conclusiones más jugosas para el DT bodeguero están en el rendimiento futbolístico de su once titular.

De a poco el Tomba está levantando el nivel de juego, y el equipo que se pudo ver ante Lanús, al igual que ante Banfield por el torneo local, comienza a ser ese que a todos no tenía acostumbrados.

La mala racha con la que arrancó el campeonato doméstico parece empezar a quedar atrás, y la solidez y el buen juego colectivo vuelven a ser las características más preponderantes de los dirigidos por el Polilla.

Ante el Granate, una vez más quedó demostrado que la defensa deberá ser siempre la de los últimos partidos. Leo Sigali y Nico Sánchez se entienden a la perfección y cuando alguno de ellos está ausente el equipo lo siente.

En los laterales, Russo y Voboril demostraron que están un paso por encima de sus competidores en el puesto y que en un buen día ambos son importantes.

La mitad de la cancha es otra vez es el sector donde más brilla el Tomba. Con los incansables Rojas y Villar, que corren, meten y generan juego, y que logran disimular el bajón futbolístico por el que pasa Nicolás Olmedo.

También estos volantes han encontrado en Gonzalo Cabrera un jugador de buen pie y que a la hora de marcar también intenta aportar lo suyo.

En ataque, el Polilla parece haberle encontrado un buen socio a Tito Ramírez. Se trata de Álvaro Navarro, que a su cuota goleadora le está agregando sacrificio para poder complementarse con su compañero en la delantera.

De los puntas, es el uruguayo quien se tira atrás y hasta por momentos busca ir a los costados para asistir a Ramírez.

Con este rendimiento y con un resultado que terminó siendo muy favorable, el sueño de avanzar en la copa está muy cerca para Godoy Cruz.

El Tomba deberá ser inteligente y saber administrar la ventaja. El primer paso ya lo dio; superó a Lanús en este primer tiempo de 180 minutos.

Comentarios