Deportes
Sábado 14 de Febrero de 2015

"El triunfo es merecido", dijo el Chacho en su bautismo

"Hicimos un gran partido ante el último campeón", dijo el DT tras una victoria de Central sobre Racing. 

"Yo desde afuera lo vi muy bien al equipo, hicimos un gran partido ante el último campeón", dijo Eduardo Coudet, que esta noche en Avellaneda, ante Racing, tuvo su bautismo de fuego como entrenador y lo hizo con un aprobado con creces, porque su equipo jugó bien, tuvo en claro cómo jugar el partido y nunca se vio superado tácticamente ante la Academia. 
 
"No nos han generado mucho peligro, y si hubiésemos estado más fino podríamos haberlo definido por un marcador más abultado", dijo el Chacho a la hora de poner algunas cosas en el debe. 
 
Consultado sobre que cosas le habían gustado y que no, el novel DT comentó: "Miro las cosas positivas, los veo muy convencidos, con ganas de ser protagonistas, de tener la personalidad de ir a jugar en cualquier lado, y hoy lo demostraron acá haciendo un esfuerzo físico impresionante. Teníamos que tener volumen de juego y por momentos lo tuvimos. Tuvimos algunos sobresaltos cuando Racing empujó pero realmente no recuerdo situaciones claras". 
 
Respecto a cómo se sintió en su nuevo rol de entrenador, Coudet señaló: "Lo vivo con mucha tranquilidad. Son cosas que uno ha vivido, lo más difícil es lo que yo tenía más fácil, que era verlos a ellos (los jugadores) y saber que estaban convencidos y confiados". 
 
El entrenador insistió mucho en la previa en su idea de juego y esta noche en cancha se vio algo de todo eso. "Es lo que hablamos desde un principio, que quería un equipo dinámico, intenso a la hora de recuperar y que trate bien el balón cuando la pueden tener, y lo asimilaron muy bien, ganamos en buena forma, los veo físicamente muy bien y hoy lo demostraron", y enseguida insistió en que "los veo convenido con una idea, con una manera de entrenar y de jugar, y me pone muy contento que estén así".  
 
"Pongo a los que mejor están, esa es nuestra premisa -prosiguió el DT_. Eran los jugadores que mejor estaban y los que nosotros pensábamos que eran acordes a este partido. Este es el sistema que nosotros creíamos indicado y que estos eran los jugadores que nosotros pensábamos. Están muy bien, hay una competencia interna muy buena y el grupo humano es fenomenal". 
 
Sobre el hecho de si fueron oportunos para golpear y si tuvieron personalidad después para mantener la ventaja, el entrenador sentenció: "Jugamos contra el último campeón, que tiene tiempo de trabajo y un gran técnico. Y en el arranque del segundo tiempo tuvimos la posibilidad de definirlo. En líneas generales fue un triunfo merecido, son tres puntos importantísimos en un arranque difícil en la cancha del campeón". 
 
Además de comentar que vio "muy bien" a Marco Ruben, que "peleó arriba y aguantó todo lo que le tiraron", comentó: "No me caben dudas de que va a ser un gran torneo", también se refirió al fastidio lógico de Franco Cervi -a la figura de la cancha- cuando se fue reemplazado: "Es un chico que tiene un carácter fuerte, en el buen sentido, que quiere jugar, que quiere ganar a todo. La verdad es que está muy bien, es muy respetuoso y muy trabajador, pero en el momento pensé que con la potencia de Walter (Montoya) podíamos hacer diferencia y volver a tener esa electricidad que tuvimos al principio". 
 
 
 
Fuente: Diario La Capital (Rosario) 

Comentarios