Deportes
Lunes 28 de Marzo de 2016

El último ensayo de la Selección antes del partido frente a los bolivianos

El equipo de Martino se entrenó en la ciudad de Córdoba, a puertas cerradas, en el predio de Villa Esquiú, propiedad del club Belgrano, y alrededor de 500 personas se movilizaron hasta las inmediaciones.

El Seleccionado argentino se entrenó este lunes por la tarde en la ciudad de Córdoba, a puertas cerradas, en el predio de Villa Esquiú, propiedad del club Belgrano, y alrededor de 500 personas se movilizaron hasta la puerta del lugar para estar cerca de sus ídolos.

De cara al partido de mañana ante su par de Bolivia, por la sexta fecha de las eliminatorias sudamericanas rumbo a Rusia 2018, el equipo de Gerardo Tata Martino realizó ligeros ejercicios tácticos en espacios reducidos. 

El micro que transportaba a los jugadores arribó al campo deportivo apenas pasadas las 17.30 y, casi de inmediato, se puso a trabajar a las órdenes del seleccionador. 

Pero antes, el plantel albiceleste generó un lógico alboroto y júbilo en la gente presente en el lugar, tal como había ocurrido horas atrás en las inmediaciones del hotel Quorum, sitio elegido para su estadía mientras permanezca en la capital cordobesa. 

Con carteles alusivos ("Messi hice 2.500 kilómetros para verte", escribió una señora procedente desde Caleta Olivia, provincia de Santa Cruz), los aficionados demostraban su entusiasmo por tener "tan cerca" a buena parte de los máximos exponentes de la elite mundial del fútbol.

Para Belgrano también representó un orgullo el acontecimiento de que un Seleccionado argentino se entrene en sus instalaciones. A punto tal que Rubén Bicho Flotta, ayudante de campo del DT principal Ricardo Zielinski, estuvo desde temprano en Villa Esquiú, para hacer de "perfecto anfitrión" de su amigo Elvio Paolorosso, el preparador físico del representativo nacional.

También acudieron a observar la práctica y entraron con sus respectivos automóviles el presidente del club Pirata, Armando Pérez, y el mediocampista Iván Etevenaux, uno de los jugadores de mayor proyección en la entidad celeste.

Paradojas del destino, casi a la misma hora en la que Belgrano era noticia por el Seleccionado, también lo era porque en su estadio del barrio Alberdi se demolía la cabecera que da espaldas a la calle Hualfin, para dar comienzo en los próximos días a la construcción de una nueva doble cabecera, con capacidad para más de 13 mil espectadores.

En relación al partido con Chile, habrá cuatro cambios: Demichelis y Pinola ingresarán por los suspendidos Funes Mori y Otamendi, Mascherano entrará por Kranevitter y Agüero le dejará su lugar al Pipita Higuaín.

Comentarios