Política
Lunes 09 de Febrero de 2015

Elisa Carrió disparó munición gruesa contra el jefe del Ejército, César Milani

La diputada nacional del ARI disparó contra la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, de quien dijo que "está bailando sobre el cadáver de (Alberto) Nisman". 

La diputada nacional Elisa Carrió pidió hoy al jefe del Ejército, teniente general César Milani, que “no” la “mate”, al tiempo que advirtió que la presidenta Cristina Fernández “está bailando sobre el cadáver de (Alberto) Nisman” y tildó al secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández, de “criminal Aníbal”.

“Quiero decirle al general Milani que a mí me han denunciado todos los corruptos desde hace 20 años, sé que él es capaz de matar y en, consecuencia, que no me mate, que no me haga operaciones de inteligencia, que no me toque”, afirmó la legisladora.

Asimismo, Carrió reflexionó que “es como si Cristina (Fernández) volviera a la dictadura, esto es como el 76 sin golpe, si el jefe de inteligencia es quien mató antes y está imputado de delitos de lesa humanidad”, en referencia a la causa que se le sigue a Milani por la desaparición del conscripto Alberto Ledo.

“Es preciso ahora que no maten más, se lo digo al general Milani, a (Fernando) Pocino y a Cristina (Fernández) y se lo digo a otro señor que siempre está nombrado en las causas de narcotráfico y que yo lo llamo criminal Aníbal”, agregó la diputada.

Carrió también se quejó porque recayó en el juzgado de Norberto Oyarbide la denuncia impulsada contra la Presidenta y varios funcionarios del gobierno por un presunto “encubrimiento” vinculado a la muerte del fiscal Nisman.

“Qué casualidad que cada vez que los denunció cae en Oyarbide”, ironizó la diputada, quien calificó al juez como “uno de lo más sucio de la Federal y es un empleado del señor Fernández, esto es una vergüenza”, sostuvo.

La jefa de la Coalición Cívica-ARI aseveró que “es inadmisible” que “el secretario general de la Presidencia conduzca una causa desde una conferencia de prensa” y resaltó que la muerte de Nisman “estaba decidida desde que asume Aníbal Fernández”.

“La señora presidenta nos está humillando frente al mundo, el escándalo internacional de esto es terrible, la Argentina se ha vuelto dictatorial, se ha vuelto vergonzosa con este gobierno”, insistió.

Respecto de la muerte de Nisman, Carrió sostuvo que este caso “se va encaminando a un burdo asesinato de inteligencia de gente que no estaba acostumbrada a hacer esto desde hacía mucho tiempo”.

La legisladora enfatizó que “es preciso que se preserve a los que defienden la ley” y, en este sentido, aseguró que la procuradora Alejandra Gils Carbó “no defiende la ley sino defiende un gobierno y encubre delitos del gobierno, esta señora es una criminal”.

Sobre la manifestación convocada por los fiscales para el próximo 18 de febrero en reclamo del esclarecimiento de la muerte de Nisman, Carrió dijo que “es muy importante” y destacó que “una marcha de silencio es una marcha de no violencia y eso es decirle al gobierno que no intente nada”.

“Quiero que el pueblo se libere de este autoritarismo furioso que empieza a matar”, añadió. Consultada sobre la reforma a la Ley de Inteligencia que el gobierno envió al Congreso, Carrió apoyó la decisión de los líderes de la oposición de no participar en el debate.

"No hay que ir, no hay que estar y tampoco no hay que estar cuando la presidenta vaya a hablar al Congreso (en la inauguración del período de sesiones ordinarias) porque va a ser una gran trampa y un espectáculo de Cristina, que no se victimice más, la víctima no es ella, la víctima es Alberto Nisman que está muerto", concluyó la diputada nacional.

 

Comentarios