Primicias
Viernes 04 de Noviembre de 2011

Emiliano Guerrero le apuntó a Verónica Lozano: Le puedo dar una puñalada en el cogote delante de todo el mundo

El hermano de la vedette Adabel Guerrero, Emiliano, mantuvo un diálogo en exclusiva con El Diario del Espectáculo y le respondió a Verónica Lozano luego de su cruce al aire en el programa AM. Y además aclaró que no robó nada en el canal América: Yo no le robo nada a nadie, te lo juro por mi libertad. Me armaron una causa.

Por Guido Albamonte - galbamonte@primiciasya.com - @guidoalbamonte

¿Escuchaste lo que dijo Marcelo Tinelli de vos?
Tuve tres mujeres besándome todo el tiempo y no tuve tiempo de mirar televisión. Llegué a las 3 de la mañana con perfume de mujer. Salí a comer y las chicas se me acercaron.

¿Adabel se comunicó con vos en las últimas horas?
No, no la quiero ni ver.

¿Te sorprendió que Tinelli defienda tanto a Adabel?
No se terminaron de dar cuenta quién es. Entre hoy y mañana se van a enterar, vengo con papeles, con cosas legales. Es una delincuente, una persona mala. Capaz que alguien tiene que ir a la cárcel.

¿Tenés miedo que te ponga un bozal legal?
No, no le tengo miedo a nada, nunca le tuve. Viví en la cárcel de Olmos 2 años, no le tengo miedo a nada. Me están dando de todos lados, hoy la gente de Desayuno Americano me trató re bien.

¿Cómo viviste tu cruce con Verónica Lozano en AM?
Es una maleducada, es una negra. No tiene cultura, es una persona que no sabe lo que es la vida. No sabe escucharme, no me conoce, me juzgó sin conocerme. Eso es peligroso, yo le puedo dar una puñalada en el cogote delante de todo el mundo y dejarla boqueando como un pescado en el piso. No me conoce quién soy. Que se zarpe como se zarpó, estuvo mal.

¿Es verdad que robaste un par de zapatillas y $80 de los camarines del canal América?
Son todas mentiras. Las zapatillas me las dio una vieja para hacer Intrusos. ¿Viste la mina que estaba con el gordo por $2? La mujer de La Tota, Fernanda Vives. Se puso colorada cuando se dio cuenta, las puse delante de la cámara, re chetas, re caras. Le dije que esas eran mis zapatillas. A mi compañero se las prestaron. La plata que faltó, no sé amigo. No tengo plata de los demás, te lo juro por mi libertad. Yo no le toco nada a nadie. No me interesa, me armaron una causa. Me estuve enterando de los delitos que comete mi hermana, de la gente que maneja y la guita que está manejando, me dio escalofríos.

Comentarios