Zona sur
Miércoles 31 de Agosto de 2016

En Alvear nacieron trillizas de un matrimonio de africanos

Los padres son inmigrantes senagaleses. Hace 30 años que Alvear no tenía un parto de trillizas. La mujer no habla español y se comunicaban por señas.  

Un matrimonio de inmigrantes senagaleses provocó una verdadera revolución en el hospital Enfermeros Argentinos de Alvear.
Aladji Diagne (23) llegó desesperado con su esposa Mame Ngone Sow (21) a la guardia. La mujer estaba con trabajos de parto muy avanzados pero no sería un nacimiento más, estaba por dar a luz a trillizas que se adelantaron un mes y medio.
Inmediatamente se montó un operativo de recepción especial y las tres pequeñas, concebidas sin tratamiento de por medio, llegaron a este mundo el viernes a la mañana, con 30 semanas de gestación, pesaron 1 kilo, 1,100kg y 1,200kg, se encontraban estables y continuaban evolucionando favorablemente.  
“A ella se le desencadenó el parto entonces se activó un sistema de recepción y urgencias porque al saber que eran trillizas y prematuras iban a ser muy pequeñitas y no iban a tener un buen peso, son tres que ocupan el mismo lugar”, dijo la pediatra Graciela Fernández de Raich, jefa del área de Neonatología del hospital alvearense.
Por protocolo todo embarazo de alto riesgo (patología materna, malfomraciones o trillizos como en este caso) se las deriva a San Rafael, donde se posee terapia neonatal, sin embargo Mame había roto bolsa y estaba con dilatación completa, no había tiempo que perder, las hermanitas venían en camino.
Mientas esperaban por la ambulancia de traslado neonatal y la preparaban para pasarla al quirófano porque “al ser un embarazo múltiple se hace cesárea”, confirmó Raich, quedaba un inconveniente más que sortear, la mujer no habla ni una palabra de español.
“Mientras esperábamos para practicarle la cesárea les dábamos las indicaciones por señas, y ella si se sentía mal o tenía dolores nos lo hacía saber de la misma forma, por suerte es una persona muy tranquila y salió todo muy bien”, comentó la pediatra.     
Tras dar a luz, las niñas fueron estabilizadas y luego derivadas al hospital Schestakow en dos ambulancias. Una está equipada con incubadora y respirador para traslados neonatales, mientras que a la segunda unidad le adosaron aparatología del hospital de Alvear.  
De Senegal a Alvear
La historia de Aladji no es diferente a la de otros inmigrantes. Abandonó la República de Senegal (África Occidental) un lustro atrás y recaló en General Alvear para probar suerte. Comenzó con venta ambulante y con el paso de los años fue progresando hasta instalarse con un local en el centro de la ciudad.
El adelanto económico le permitió regresar a su tierra natal en 2015, con la única intención de tener a su lado lo que más quería, a Sow. Se casaron en África y regresaron para continuar como marido y mujer en el departamento sureño.
 Recién en noviembre Mame cumplirá un año de residencia en Alvear.
La condición de las trillizas
Para la doctora Graciela Fernández de Raich, las trillizas evolucionaban favorablemente y si bien la perspectiva es buena, porque “todo empezó bien, aun hay un largo camino por delante porque todo el sistema es prematuro”, dijo.
Una de las ventajas que fue de gran ayuda al momento del nacimiento es que la madre tenía todos los controles prenatales y como el nacimiento prematuro era una posibilidad que el médico de cabecera manejaba “le había indicado corticoides que son para desarrollar el pulmón y tenía dos dosis administradas anteriormente lo que colaboró mucho para que el nacimiento fuera favorable”.
Para la pediatra con 30 años de profesión, “el que no les haya faltado oxigenó y no pasaron frio, que son dos condiciones esenciales para los prematuros, más que nacieron en un ambiente controlado, limpio, recibieron el líquido que necesitaban y fueron trasladadas en incubadora a San Rafael, creo que van a evolucionar bien. Además ya están tolerando la leche de madre, lo que es una buena noticia también”, comentó.
El dato
Al menos pasaron 30 años desde el último parto de trillizos en el hospital Enfermeros Argentinos. En cambio los embarazos de gemelos o mellizos se están haciendo cada vez más comunes y el 2016 se encamina a romper con todas las estadísticas. “Cada vez son más los nacimientos de gemelares, este año han sido muchos, incluso tuvimos dos en una semana”, dijo Graciela Raich.
Por Gonzalo Villatoro

Comentarios