País
Jueves 17 de Noviembre de 2016

En cuatro años, el Indec ya computó casi 100 mil casos de violencia de género

El organismo realizó una jornada para analizar acciones de empoderamiento femenino en el mes de la No Violencia contra las Mujeres, con la asistencia de funcionarios especialistas.

Son casi 95 mil las sobrevivientes de maltrato incluidas en planes estatales, cuatro las provincias que comenzaron a utilizar tobilleras para agresores, y sólo una corte provincial atiende las 24 horas a las víctimas, según datos del Fondo de Población de Naciones Unidas (Unfpa) Argentina.


El organismo realizó una jornada para analizar acciones de empoderamiento femenino en el mes de la No Violencia contra las Mujeres, con la asistencia de funcionarios especialistas.
"La pandemia de la violencia de género no acaba cuando concluye un gobierno y se inicia otro, por eso es importante sostener las políticas públicas efectivas, a las cuales hay que asignarles presupuestos, como también el trabajo coordinado entre organismos y la generación de estadísticas" sobre la temática, sostuvo Neus Bernabeu, asesora regional de Unfpa.

La funcionaria fue parte del panel sobre "Situación de las mujeres víctimas de violencia y políticas públicas", donde María Rosa Diez de Ulzurrúm, de la dirección de Estadísticas Sociales del Indec anticipó que "desde 2012 hasta ahora llevamos recabados 100.000 casos de violencia, pero aún nos falta incorporar Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y otras provincias para generar el definitivo Registro Único" sobre el delito.

En tanto Daniela Reich, subsecretaria de Género del gobierno bonaerense detalló las acciones en marcha: "La mitad de los 135 municipios de la provincia tienen áreas de género, en 25 hay refugios para víctimas, en breve activamos la línea telefónica 145 en coordinación con el Consejo Nacional de las Mujeres, y somos una de las cuatro provincias que comenzamos a utilizar tobilleras para agresores", junto a Salta, Córdoba y Chubut.

El aporte desde el Poder Judicial lo realizó Analía Monferrer, responsable de la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema que funciona desde 2008 las 24 horas, los 365 días del año en la Ciudad de Buenos Aires.

Este modelo sólo imita el Superior Tribunal de Justicia de Santiago del Estero, ya que si bien hay OVD en Salta, Tucumán, Santa Cruz y La Pampa, sólo la santiagueña brinda atención ininterrumpida.

El cierre del primer conversatorio lo hizo Juan Carlos Escobar, coordinador del Programa de Salud Sexual Adolescente de la cartera sanitaria nacional, que habló del trabajo que se realiza con jóvenes para prevenir y contener situaciones violentas.

El funcionario aseguró que se está realizando un estudio en siete provincias "que nos brindará aportes para trabajar sobre los 3.000 embarazos de niñas menores de 15 años que anualmente se dan en el país, que sin duda son una de las caras de la violencia sexual que, en muchas zonas, está normalizada y aceptada".

La jornada continuó con un panel sobre "Experiencias de empoderamiento" para mujeres sobrevivientes de violencias, donde Sofía Perelstein y Lorena Volpin, del Ministerio de Trabajo,

explicaron las líneas de formación, inserción laboral y generación de emprendimientos que posee el organismo para las mujeres, que "muchas veces eligen capacitarse en oficios no tradicionales, como electricistas, mecánicas de moto o albañilería".

También Matías Kelly, del Ministerio de Desarrollo Social confirmó que "entre 90 y 95.000 mujeres de casi todo el país participan del programa 'Ellas Hacen', que además de capacitación en oficios, las incentiva a que terminen el secundario y, a través de convenios con las provincias, trabajan en diversos espacios".

Para acceder a los planes de Trabajo o de Desarrollo Social "no es necesario que las mujeres vayan con orden judicial y la información la encuentran en las oficinas ministeriales de cada provincia o en la web oficial", aseguraron los representantes estatales.

Por el sector privado, expuso Federico Centeno Lappas, de la empresa Farmacity que, desde hace dos años, incorporó hacia dentro de la compañía y en campañas externas, la temática de la violencia de género como estrategia social empresarial, formando parte de la campaña Únete de ONU que concientiza sobre la pandemia.

"Generamos desde Unfpa estos espacios de encuentro entre gobierno, empresas y ONGs porque el trabajo en red nos potencia", resaltó Mariana Isasi, responsable del organismo en Argentina e impulsora de la jornada que contó con el apoyo de Voces Vitales

Comentarios