Zona sur
Sábado 26 de Marzo de 2016

En el Sur una multitud participó del Vía Crucis

Como cada Viernes Santo, la feligresía católica se manifestó en las calles. En San Rafael el obispo Eduardo María Taussig presidió la ceremonia.  

Como es costumbre cada Viernes Santo, los fieles católicos en el sur mendocino salieron a la calle para participar del tradicional Vía Crucis.
Bajo un cielo amenazante de lluvia, miles de feligreses se unieron en oración para acompañar al Cristo crucificado y a su madre la virgen María.
En San Rafael, el obispo Eduardo María Taussig encabezó la ceremonia. En un clima de profundo recogimiento, las columnas de gente partieron desde distintos puntos de la ciudad para congregarse en el kilómetro cero.
En Alvear los devotos de cada parroquia colmaron la avenida Alvear Oeste y finalizaron con una gran manifestación de fe frente a la parroquia Sagrado Corazón de Jesús.
Para finalizar el Vía Crucis, tanto monseñor Taussig en San Rafael como el padre David Olivares en General Alvear, en representación de las parroquias del departamento, dirigieron la meditación haciendo hincapié en sufrimiento de María que padeció con paciencia a los pies del crucificado y recordando que el cristiano no puede pretender la gloria sin cargar la cruz.  
“Como cristianos nos pide María que tomemos la cruz y seamos capaces de sufrir” porque “en nuestra vida tenemos muchas cruces y  sufrimientos. La cruz de la enfermedad, de la injusticia, de la pobreza, la cruz de la calumnia, del desprecio y el fracaso, de la muerte de nuestros seres queridos. Muchas cruces pasamos y nos toca sufrir pero precisamente la cruz es la causa de nuestra salvación, es llave de las puertas del cielo”, dijo el padre Olivares.
 “No pretendamos llegar a la vida eterna sin sufrir en este mundo. Somos cristianos y para alcanzar el cielo debo aceptar la cruz”, finalizó el sacerdote.  

Comentarios