Más noticias
Martes 06 de Septiembre de 2011

"En invierno los operadores apagaban los calefones y nos hacían bañar con agua helada"

Uno de los adolescentes que estuvo internado en la DINAF habló con UNO y dio detalles de supuestos maltratos a los que los sometían los operadores en la sede de Blanco Encalada, de donde se fugaron 12 adolescentes.

Por Leonardo Otamendi

El pasado lunes 22 gran parte de la Policía de Mendoza, con helicóptero incluido, buscaban a doce chicos que se habían fugado durante la madrugada de una sede la Dinaf en Blanco Encalada. A las pocas horas los recuperaron. No eran delincuentes, son chicos con problemas aunque uno de ellos sí está sospechado de dos crímenes. El viernes, los papás de uno de estos adolescentes denunciaron que les habían pegado a los jóvenes que se habían fugado y el sábado, un día después, tres chicos confirmaban esta acusación y la ampliaron. Dijeron que el jefe de operadores los maltrataba, les imponía castigos duros que se emparentaban más con las torturas que con la enseñanza. El fiscal que tomó la investigación le imputó el delito de vejámenes.

El lunes 27 se produjo un incendio intencional en la Casa del Sur. En este caso la causa quedó a cargo del fiscal especial Daniel Carniello. El magistrado intenta determinar cómo se inició el siniestro, “si de afuera hacia adentro o al revés”.

Entre todas estas instancias, que van desde lo judicial hacia lo delictivo, hay historias. La de un chico de 16 años y su madre, Alejandra.

Ella leyó los diarios, escuchó radios y vio televisión. Al enterarse de la situación a la que estaba expuesto su hijo se trasladó desde su domicilio, en Tunuyán, a la ciudad de Mendoza. Fue a verlo y él le reveló todo lo que estaba viviendo allí.

Sorprendida decidió sacarlo de ese lugar, aunque a esta altura Casa del Sur ya no funciona y se va de la provincia.

Es que el chico no es un delincuente. Estaba internado en este lugar por otros problemas que debe superar y él mismo lo desea, pues, según contó su mamá, será trasladado a Buenos Aires.

Esto sucederá porque estalló un escándalo en esta granja de la Dinaf. El adolescente relató que el operador, al que acusan de malos tratos, los tenía, a veces, parados todo el día y en otras ocasiones les pegaba.

Incluso, mostró las marcas que, según contó, le dejaron esos golpes.

En el siguiente video, cuenta los pormenores de lo que vivía en Casa del Sur. Lo hizo acompañado por su madre.
 

Comentarios