Sábado 02 de Julio de 2016

En Italia convocan a una "huelga de fieles" en las misas del cura de San Rafael acusado de torturas

Una asociación italiana de derechos humanos es la promotora del boicot al sacerdote Franco Reverberi, que se encuentra evitando en un pequeño pueblo de ese país un pedido de extradición de la Justicia Federal de San Rafael.

La Asociación Antigone, una ONG de derechos humanos de Italia, convocó a un boicot a las misas que oficie el cura Franco Revérberi en la parroquia de San Andrés Apóstol, en la comuna italiana de Enzano di Sorbolo, de apenas 300 habitantes, donde vive desde 2011.
El motivo es protestar por su actuación en la última dictadura militar como capellán del Ejército, por lo cual el sacerdote, de 78 años, tiene pendiente un pedido de extradición y detención por “imposición de tormentos” librado por la Justicia Federal de San Rafael.
Se lo acusa de presenciar sesiones de torturas en centros clandestinos de detención.
Italia ha rechazado extraditarlo porque ese país no tiene tipificada la tortura como delito, según Infobae, que informó sobre el boicot convocado por la ONG italiana a través de su sitio web el 26 de junio, Día Internacional contra la Tortura.
“Sería bueno si los ciudadanos de Enzano Sorbolo se abstuvieron de ir a la misa dominical en la parroquia de San Andrés”, sugirió Patrizio Gonnella, presidente de la organización Antigone, en declaraciones que reproduce el diario digital porteño.
Y aclaró que "no sabemos si don Franco Reverberi es culpable o no. No se sabe porque en su caso, como en todos los casos de tortura en Italia, no hay espacio judicial para esclarecer la verdad, por lo que la huelga de fieles podría ser una compensación simbólica a las víctimas de la tortura, ya que la compensación judicial no es posible”.
Por esa situación, Gonnella calificó a Italia como “un paraíso judicial para los torturadores".
Durante el primer juicio por delitos de lesa humanidad que se realizó en San Rafael, cinco personas, con diferentes grados de detalle, mencionaron haber visto a Reverberi durante su detención e incluso en una sesión de tortura colectiva. Uno de ellos incluso mencionó que lo vio en ese contexto con una Biblia en la mano. En ese juicio el cura declaró como testigo, pero no aportó muchos detalles e incluso tuvo varios “olvidos”.
Después se abrió una investigación y se lo convocó a declarar, pero ya se había ido a Italia (el 10 de mayo de 2011), donde es nacido. Tras esto se libró la orden de arresto y extradición que aún está publicado en el sitio de Internet de Interpol.

Comentarios