San Rafael
Martes 22 de Diciembre de 2015

En la Justicia local hay 60 denuncias presentadas por robo de agua

Por ahora no hay condenados. Los infractores colocan bombas en los canales para regar sus parques o llenar piletas.

  El robo de agua de los canales sumó este año 60 denuncias que presentó el Departamento General de Irrigación en la Justicia local. Es que muchos “vivos” colocaron bombas en los cauces para regar loteos, llenar piletas y mantener el famoso “siempre verde” en sus amplios jardines sin pagar el derecho a riego.
Es que gracias a algunas denuncias de los vecinos, los inspectores detectaron este robo hormiga que ahora la Justicia deberá resolver.
“Decidimos evitar las multas y girar las causas a la Justicia para que sean los jueces los que determinen las sanciones”, señaló a Uno de San Rafael, el subdelegado de aguas del Río Diamante, Favio Chiacchio.
En este escenario el funcionario comentó que “encontramos estos robos sobre calle El Toledano, El Cerrito, en Cuadro Nacional, y calles Vélez Sarsfield y Deán Funes. Son las zonas más comprometidas”.
Se trata de bombas que en algunos casos chupan hasta 40.000 litros por hora que sumadas en un radio de tres kilómetros disminuyen el caudal de riego que necesita una finca. “Esto es un verdadero robo que daña a los regantes y que lamentablemente se ha convertido en una mala costumbre”.
“Encontrar las bombas no fue fácil”, agregó el funcionario, que a la vez subrayó que “muchos de los infractores ponen excusas y se desentienden echando culpas a los jardineros”. En este sentido, explicó que “la Justicia deberá determinar el daño real que produjo o puede producir este tipo de robos”.
El caso más emblemático fue el de un complejo de cabañas que tenía instalada una bomba de 5 hp sobre un canal que se utilizaba para el riego del parque y el llenado de la piscina, recordó el subdelegado.
En cuanto a la situación en la ciudad, Chiacchio señaló que “muchos vecinos usan bombas para sacar agua de las acequias” y “se justifica cuando se riegan los frentes pero en algunos casos la usan para el llenado de las piletas o para irrigar sus parques”.
El agua destinada para el riego del arbolado público se pierde y será la Municipalidad, que paga su derecho a riego, la  que deba sancionar.
Marcelo Schmitt
unosanrafel2012@gmail.com

Comentarios